Conforme han pasado los días, el operativo de vacunación en la capital ha mejorado, y particularmente el modelo implementado en la Isla San Marcos para atender a los adultos en automóvil funcionó de lo mejor, de tal suerte que se analiza la posibilidad de implementar otros centros de inoculación similar, manifestó el gobernador Martín Orozco Sandoval.

Entrevistado durante el recorrido que hizo ayer en los dos nuevos centros de vacunación en el Salón de Locomotoras Tres Centurias y en la Velaria de la Isla San Marcos, refirió que en Aguascalientes hay infraestructura pública estatal que bien podría ser utilizada para este fin, entre ellos sería el estacionamiento del Teatro Aguascalientes, la Velaria de Expoplaza e inclusive el estacionamiento de la UAA.

No obstante, es un tema que se tendrá que revisar con las autoridades federales, primero con la representación en esta entidad y que se replique la sugerencia a nivel central, que tiene en sus manos las decisiones en cuanto a esta campaña de vacunación.

Lo que se alcanzó a ver, es que la gente ha comprendido que no es necesario quedarse a dormir o hacer largas filas por hora, basta con tener su ficha y acudir a la hora que se le ha recomendado, pero además, la vacunación en auto resultó fluida, porque es menos incómodo y práctico para los adultos mayores.

Por lo pronto, Orozco Sandoval insistió en que ha quedado descartado el registro por internet, pues es algo que no autorizó la Federación, pero seguirá analizándose la posibilidad de que sea esta logística, de entrega de fichas un día antes para que al día siguiente se tenga la vacunación.

En cuanto a las vacunas para los adultos que son asistidos en asilos y centros penitenciarios, así como a los que no están en condiciones de salir de sus casas, se espera que el lunes haya avance en las gestiones para que se lleve la vacunación a sus lugares.

Lo que se espera en lo inmediato, es que la vacuna en primera dosis para los mayores de 60 años se tenga en abril y entonces comenzar con las segundas dosis y en caso de haber algún sobrante, permitir la vacunación para sectores que también las urgen, y pudieran ser los maestros.