Antonio Baranda
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Gobierno de Baja California Sur implementará un semáforo de seis niveles para la reapertura paulatina de actividades económicas.

Carlos Mendoza Davis, Gobernador del Estado, indicó que este sistema de “alertas sanitarias” fue aprobado por el Comité Estatal de Seguridad en Salud, con base en los parámetros federales.

A diferencia del semáforo federal de reactivación, que tiene rojo, naranja, amarillo y verde, el de BCS tiene rojo, dos niveles de naranja, dos niveles de amarillo y un color verde.

El nivel 6 es rojo de alerta máxima; el 5 es naranja nivel crítico; el 4 es naranja nivel muy alto; el 3 es amarillo grado medio; el 2 también es amarillo nivel medio; y el 1 es verde nivel bajo.

“Cada nivel tiene actividades específicas que pueden realizarse, desde el rojo, en donde se han redefinido las actividades esenciales, hasta el verde, que corresponderán a la nueva normalidad en la que aspiramos a vivir”, expresó.

“El Comité determinará y divulgará cada semana el nivel en el que se encuentre el Estado; el primer anuncio entrará en vigor a partir del próximo lunes 15 de junio”.

Según el semáforo estatal, en color rojo los establecimientos con actividades esenciales sólo podrán atender un cliente por cada 5 metros cuadrados.

En cada nivel se modifica la capacidad autorizada de manera paulatina hasta llegar al nivel 1, donde se permitirá un cliente por cada 2 metros cuadrados.

Dejan a municipios decisión sobre parques, playas, estadios

En el caso de los parques, playas y estadios, indicó el Gobernador, será la autoridad municipal la que determine qué lugares y en qué momento podrán abrirse al público, así como la capacidad o aforo máximo de cada uno.

No obstante, también aplicará para ellos un “sistema de aforos” que limita de manera gradual la cantidad total de visitantes al mismo tiempo, la cantidad máxima de personas que puede haber en cada grupo y la distancia que debe haber entre ellos.

“Tomemos como ejemplo un parque, la autoridad municipal debe de establecer el cupo máximo de ese parque público, considerando en la decisión un aforo que permita el distanciamiento de al menos 2 metros entre cada persona”, observó.

“Acto seguido, el municipio autorizará la apertura de ese parque específico de acuerdo con sus posibilidades de vigilancia y de control del mismo; después, dependiendo del nivel de alerta en que nos encontremos, se deberá respetar y vigilar el aforo permitido en ese lugar”.

El semáforo establece que en nivel 6 el aforo máximo permitido es de 20 por ciento; en nivel 5, de 30 por ciento; en nivel 4, de 40 por ciento; en nivel 3, de 50 por ciento; y en nivel 2, de 70 por ciento.

“Veamos el caso de una playa, el municipio permite que se abra al público una playa y establece como aforo máximo para esa playa 500 personas; supongamos que la alerta está en nivel 2, que permite un aforo del 70 por ciento, en ese supuesto, a partir de esa semana se permitirá la visita de 350 personas de manera simultánea en esa misma playa”, dijo.