Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El juez Adrián Novelo mantuvo el fallo que desde el 22 de enero impide terminar las obras del Tramo 5 Sur del Tren Maya, que va de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.
Novelo rechazó el argumento de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que pretendió convencerlo de que son suficientes las medidas de mitigación ante los impactos provocados en cuevas y cenotes por la construcción del tramo elevado.
El juez determinó que la dependencia no ha modificado la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, como ordenó el tribunal que ordenó la suspensión de las obras.
El fallo prohíbe rellenar o tapar cuevas, cenotes, ríos y cavernas con cualquier material o residuo de las obras, lo que aparentemente se ha incumplido, según han documentado grupos ambientalistas.
La MIA que aprobó la Semarnat contemplaba el trazo de 67.7 kilómetros del Tramo 5 Sur a nivel del suelo, pero el Gobierno lo cambió para construir 42 kilómetros de viaductos elevados, cuyas trabes de 17.5 metros de altura se han hincado al interior de cavernas, cenotes y ríos subterráneos.
Según la MIA, Fonatur Tren Maya tenía que pedir permiso a Semarnat antes de ejecutar estas alteraciones al proyecto original.
Semarnat alegó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente realizó una visita de inspección a las obras entre el 19 de febrero y el 5 de marzo, durante la cual Fonatur Tren Maya presentó «evidencia de las acciones de remediación y mitigación» en las obras, valuadas en 28 mil 364 millones de pesos.
Según la dependencia, estas medidas son suficientes para reanudar la obra insignia del actual Gobierno, que ya opera en los tramos Uno a Cinco Norte, pero tiene pendientes del Cinco Sur al Siete.
La suspensión judicial también ordenó estudios geológicos y geohidrológicos sobre posibles riesgos de colapso, así como estudios geofísicos detallados, como seguimiento al programa de prevención y mitigación de riesgos y daños ecológicos potenciales ocasionados al paisaje kárstico, cenotes, cuevas y cavernas.