Dicen los vecinos de El Encino que la fuga de agua potable sobre la calle Jesús Díaz de León ya lleva 15 días, pero más allá del tiempo, el desperdicio es imperdonable y como detalle adicional, el brote del vital líquido ya generó enormes baches en el tramo previo a la avenida Paseo de la Cruz, por lo que es urgente la intervención de las autoridades competentes.

¡Participa con tu opinión!