Claudia Salazar
Agencia Reforma

El debate entre candidatas a la gubernatura se puso rudo en Aguascalientes, la primera entidad en la historia donde no hay hombres en la contienda.
En la confrontación de ideas entre las cinco aspirantes ninguna se salvó de señalamientos de corrupción, pasado cuestionable, amiguismo, desvíos o deshonestidad en sus carreras políticas.
Al primer debate organizado por el Instituto Electoral Estatal, llegaron con el antecedente de encuestas que favorecen a la panista Teresa Jiménez, postulada por la coalición Va por Aguascalientes (PAN, PRI y PRD).
«Lo mejor está por venir, la gente buena de Aguascalientes está lista y preparada para las ideas y propuestas. Soy la candidata de las propuestas y será la gobernadora de las respuestas», afirmó la panista.
Martha Márquez, postulada por PVEM y PT, dijo que es la única con experiencia de gobierno, a diferencia de la candidata que roba, miente y engaña, y que promete lo mismo que otras ocasiones y que no ha cumplido, señalando a Jiménez.
«Son sincera con lo que digo, no seré ‘Ratere’, perdón ratera», afirmó.
La candidata de Morena, Nora Ruvalcaba, festejó que por fin la candidata del PRI se presentara en un debate. «Pero qué bien se reúne para pedir moches, lo bueno es que ya se va».
Dijo que en la elección se votará por cinco años más de corrupción o por el cambio, y pidió evaluar la trayectoria de Jiménez como alcaldesa.
«No soy ni la buena ni la mala, sino la única que gobernará sin corrupción ni banalidades», afirmó.
Anayeli Muñoz, de MC, también señaló a Jiménez de haber hecho negocios en su paso por la alcaldía.
«No vamos a caer en moches, no habrá luminarias a sobreprecio ni contratos con amigos y empresarios, no vamos a endeudar Aguascalientes», aseguró.
Natzielly Rodríguez, de Fuerza por México, se olvidó de Jiménez en su primera intervención y se fue contra Ruvalcaba, a cuya hija acaba de denunciar por enriquecimiento ilícito, por no declarar una residencia de lujo cuando trabajó en la Fiscalía de Justicia del estado.
«¿Quién pompó? Aguascalientes está harto de lo mismo y necesita una verdadera transformación. Seré la Gobernadora de la verdadera transformación», dijo al acusar a la morenista de recibir apoyos de gobiernos de otros estados para su campaña.
El momento de más ataques se dio en el bloque de propuestas de seguridad, donde cada una de las candidatas podía hacer una presentación y recibir réplicas de las demás, con su respectiva contrarréplica.
Ruvalcaba acusó a la candidata de Fuerza por México de estar de «palera» de Jiménez.
Rodríguez le respondió que aclarara con qué dinero se compró la «Villa Blanca», con la que evade impuestos, además de que como delegada de Bienestar, autorizó asignaciones directas a sus cuates. «No representas postulados de ya sabes quién», dijo.
Jiménez presumió que disminuyó 25 puntos los índices de violencia en la capital de Aguascalientes y dejó en cero la cifra de secuestros.
Rodríguez le dijo que representa más de lo mismo: corrupción en el estado y el abandono y desprecio a la población.
«Todas vienen del PRIAN, la única que ha militado en la izquierda soy yo», afirmó la candidata que repartió golpes para todas.
Hacia el final de debate, tras haber ignorado todos señalamientos en su contra, Jiménez afirmó que será la primera Gobernadora de Aguascalientes y más allá.
«Seré la mejor Gobernadora que ha tenido el país», llegó a decir la candidata del PAN.

¡Participa con tu opinión!