Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Uno de los problemas en el consumo del plástico en México es que casi la mitad de la demanda recae en productos de vida corta, de un uso y desecho inmediato, resaltó Aldimir Torres, presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC).

“Casi la mitad del consumo de producción de materiales plásticos en México, es muy similar en el mundo, va dirigida a productos de vida corta y eso es parte del problema que tenemos y es parte del paradigma y tenemos que empezar a cambiar esa percepción de materiales”, reconoció Torres, durante su participación en el 8° Foro de Materias Primas, organizado por ANIPAC.

Refirió que el análisis de la segmentación del consumo del plástico en el mercado mexicano arrojó que el 47 por ciento del total se destina para envase y embalaje.

Por el contrario, el consumo de plástico para la industria médica es del 2 por ciento y para la automotriz del 6 por ciento.

“Tenemos un consumo irresponsable y exagerado, pues es mucho de que a veces consumimos lo que no necesitamos”, afirmó.

Por lo que dijo que la percepción del consumidor tendrá que ser diferente en términos de que los materiales que se irán incorporando tendrán una mayor cantidad de producto reciclado y eso impactará en algunas propiedades finales.

En Estados Unidos, el consumidor cada vez está más informados de cómo se pueden deshacer del empaque, si se pueden reutilizar o no y se están prefiriendo los materiales reciclables o biodegradables, comentó Patrick Krieger, director de sustentabilidad y materiales en la Asociación de la Industria del Plástico en Estados Unidos.

Torres consideró que en su niñez se fabricaban productos para satisfacer necesidades y hoy muchas veces se producen necesidades para satisfacer el uso de algunos productos.
Varias acciones en el día pueden generar el desecho de algún plástico, por ello, se requiere analizar sus ciclos de vida e incorporarlos en la economía circular.

“Todo lo que hagamos en nuestra vida cotidiana genera impactos, entonces tenemos que trabajar permanentemente en estudiar esos impactos y la manera más adecuada de hacerlo es a través del análisis de ciclo de vida”, detalló.

Así que se requiere reducir el consumo irresponsable, a través de la migración hacia un consumo mucho más consciente, más sostenible para cambiar el paradigma, pero al mismo tiempo cuidar los intereses de las empresas socias de la ANIPAC.

Añadió que se necesita trabajar en la promoción de la reutilización del plástico y quien no lo entienda está destinado a la extinción.