El director de programas complementarios del IEA, Ignacio Mancilla Ávalos, destacó que un grupo de 25 docentes de educación básica se encuentra capacitado y certificado por Google para que formen a otros maestros sobre toda la metodología de trabajo de las herramientas conductivas y pedagógicas para la enseñanza desde vía digital.
Informó que esos 25 profesores se encuentran certificados en el nivel 1 y 2, donde cinco de ellos siguieron con su formación hasta alcanzar una certificación en niveles 3 y 4 como entrenadores google, y por ende podrán ayudar a otros maestros a innovar y mejorar en las habilidades digitales, a generar un entorno de adopción tecnológica y toda la filosofía educativa a través de sus herramientas.
Asimismo se trabaja con un grupo de 200 docentes para impulsar que las instituciones educativas normales incorporen nuevas estrategias a favor de los profesores próximos a egresar para que tomen un curso, diplomado o taller para que ellos salgan como profesores certificados de google en nivel uno.
Más allá de la pandemia que aceleró el mundo tecnológico, dijo que desde el año 2017 se vienen trabajando estos esquemas, pero en el 2020 propició la modalidad de educación a distancia montada en el dominio educativo adquirido por el IEA con Google y que permitió la generación de 300 mil cuentas electrónicas para todos los estudiantes, docentes y figuras educativas.
Todos ellos pudieron acceder a la plataforma Classroom para montar ahí las asignaturas, integrar contenidos educativos y compartir materiales a los estudiantes y recibiendo las tareas o todas las discusiones que se realizaron conforme a los contenidos de los distintos campos del conocimiento.
Ignacio Mancilla Ávalos comentó que sólo el 55% de esas 300 mil cuentas electrónicas han tenido uso por parte de las distintas figuras educativas, especialmente por la primaria mayor centrada en los grados de cuarto, quinto y sexto, así como los tres grados de la secundaria.
En el caso de la primaria menor, de primero a tercer grado, junto con preescolar, no han utilizado sus cuentas de correo electrónico por la misma edad de los menores, aunque algunos padres de familia las han aprovechado para estar en contacto con los profesores.