Con el registro de un mil cien incendios de pasto seco que abarca a una superficie siniestrada de 700 hectáreas en este primer trimestre, aparte otros 90 casos en casa habitación, la coordinación de Protección Civil Municipal aseveró que se vive una temporada pesada de estos acontecimientos, porque se han registrado hasta 16 incendios por día como sucedió el pasado lunes.
El comandante José Franco Toscano aseveró que la PROESPA continúa investigando las causas del incendio en el relleno sanitario San Nicolás, donde se quemaron 450 metros cuadrados de basura, aunque se mantiene un cerco de 40 hectáreas de esta infraestructura municipal para protegerla de cualquier incidente.
“Ahora más que nunca urge trabajar en actividades preventivas y fomentar la cultura del reporte verídico, porque en tan sólo un día del pasado lunes se registraron casi cien llamadas falsas; es urgente que la gente sea prudente y respetuosa”, aseveró.
Luego, mencionó que desde que se recibió el reporte del incendio en el relleno sanitario, Protección Civil Municipal tomó el control y junto con el secretario de Servicios Públicos se removió la basura y se vertió mucha agua como una labor preventiva porque la basura es un insumo que acelera el fuego, y se hizo durante seis o siete horas para evitar otro incendio.
Consideró que la contingencia ambiental fase 1 no sólo respondió al incendio en el relleno, ya que ese mismo día se registró uno en el Cerro del Muerto, otro por Calvillito y otro en una chatarrera en San Francisco de los Romo, por lo que sí hubo factores que afectaron la calidad del aire. Todavía se trabaja para conocer las posibles causas de este siniestro.
“En este momento las zonas más frecuentes de incendios se ubican por Los Arellanos, El Guarda y hacia el sur por El Sabinal”, apuntó.
El comandante José Franco Toscano indicó que el 96% de los casos son provocados por el ser humano al no saber hacer quemas controladas de lotes o terrenos, y por la gente que no sabe hacer fogatas en el campo.
“Este año suman 1,100 incendios de pasto seco, aparte de los 95 casos registrados en el mes de diciembre de 2018, todo esto derivado del clima y de las lluvias registradas el año anterior y que propició que haya ahora mucha maleza seca”, concluyó.