Mauricio Ángel
Agencia Reforma

CDMX.- El filme mexicano Noche de Fuego se apuntó ayer su primer paso en la incipiente temporada de premios al ser nominada como Mejor Película Internacional en los Independent Spirit Awards.
La candidatura a lo mejor del cine independiente en EU llegó una semana antes de que se revele el listado corto en la misma categoría de los Óscar, donde la primera ficción realizada por Tatiana Huezo representa al país.
Pero lejos de regodearse, el equipo de producción lo ve como una forma de conseguir su objetivo: llegar a más gente mediante la trama de tres pequeñas que crecen en un pueblo asediado por el crimen organizado.
«El tema no son los premios, es cómo llevamos temas difíciles que nos duelen, nos dan miedo, y no entendemos a un público masivo de la mejor forma. En ninguna de mis películas trato de hacer algo aleccionador: no quiero darle una clase, sino conectar», explicó ayer el productor Nicolás Celis en entrevista virtual.
«Busco que el público que pueda ver Noche de Fuego diga: ‘Qué difícil es crecer en este lugar. Qué maravillosas son las mujeres de este país de Latinoamérica, las madres que cuidan a sus hijas, estas mujeres en esta película que son reales, con claroscuros».
Los realizadores se enorgullecen no sólo de su cinta, sino de la comunidad fílmica nacional, pues disfrutan el éxito y premios que han sumado títulos como Una Película de Policías, también en camino al Óscar como documental; Sin Señas Particulares y El Hoyo en la Cerca.
«Para mí es algo maravilloso ser parte de esta ola de películas mexicanas que están en todos lados. Eso me emociona mucho, siento que habla de una continuidad”.

¡Participa con tu opinión!