Creer o esperar que un aspirante a repetir como “representante popular” va a tener un mejor desempeño en su actual comisión, es tanto como encomendarse al mamífero pastelero para que le haga un milagro, por lo que no puede esperarse mayor cosa de la recién aprobada reelección de diputados.

Por lo anterior la chorreó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), Pedro Gutiérrez Romo, al señalar que esa decisión del pleno legislativo “se convierte en una excelente posibilidad para cambiar la falta de cultura política que existe actualmente en la mayoría de las personas”.

Supondría, bajo ese tenor, que los ciudadanos estarían atentos al trabajo que realicen los diputados y llegado el caso le darían o negarían su voto, sin embargo la apreciación se echa por tierra con el actual desempeño de varios de ellos, que por segunda vez consecutiva están en la curul sin que exista una mejoría en su forma de actuar.

Con la enmienda que se dio,  que tendrá efecto a partir de la próxima Legislatura, los ocupantes de las curules podrán dirigir sus pasos para ser reelectos hasta dos veces, lo que de lograrlo estarían becados por nueve años consecutivos, período que no asegura que tengan una mejor labor.

Un cambio radical vendrá cuando el Congreso del Estado sea un ente autónomo e independiente en todos sus acuerdos. Históricamente ha sido un apéndice del Poder Ejecutivo o bajo el yugo de la corriente interna mayoritaria, por lo que hay decisiones que de antemano saben que habrá reacciones contrarias al considerar el conglomerado social que lesiona sus intereses, pero ellos y ellas, arropándose en su autonomía, se imponen a sabiendas que nada hará cambiar el criterio.

El dirigente empresarial considera que los diputados “se esforzarán más para dar mejores resultados”, ya que estarán pensando en seguirse de frente, por lo que crearán “leyes de alto impacto social, y regresarán constantemente a sus respectivos distritos”, lo que no tiene que ser así puesto que llegado el momento de elegir candidatos lo único que importará es estar cerca de los mandones de su partido, luego con una campaña de mucho verbo y profusas promesas de que serán dignos representantes del sector volverán a ganar, pero por aquello de no te entumas en el dictamen que aprobaron incluyeron que pueden ir por un distrito distinto al que ocupan y hasta por otro partido.

Como se pude apreciar, quienes armaron el escrito incluyeron todas las posibilidades, de manera que no pueda haber escollo alguno a la hora que se presenten ante los ciudadanos como redentores, dispuestos a batirse con cualquiera para que el pueblo tenga lo que por décadas ha esperado.

Están seguros que la sociedad olvida pronto, por lo que todos los problemas en que se ha visto envuelta la actual Legislatura pasarán a segundo término en las campañas de 2021, bastará con hacer una campaña “de mucha penetración, mucho ofrecimiento y grandes compromisos” para que la gente vuelva a confiar en sus partidos

Gutiérrez Romo sostiene que más que inquietar la reelección, lo que preocupa “es la falta de cultura política”, porque la reelección no se da en automático sino que los obligará “a estar más cercanos a la gente” y “a nosotros, como sus jefes, darles el seguimiento que se requiere y si no cambiamos de candidato”.

En teoría es lo adecuado en ambos aspectos, pero en la vida real hay un desconocimiento general de los habitantes de cuál es el distrito al que pertenecen, cuál es la extensión territorial que abarca y en muchos casos no saben quién es su diputado o diputada. El legislador nunca consulta a sus representados si están conformes con tal o cual iniciativa  próxima a votarse, por lo que ellos se atribuyen ese derecho, lo que propicia más tarde los reclamos pero para entonces ya nada se puede hacer puesto que es un asunto juzgado.

Por lo descrito es difícil de creer que habrá un cambio de mentalidad entre las y los parlamentarios, aunque es un anhelo que tienen no sólo del doctor Pedro Gutiérrez sino de todos los aguascalentenses.

SUEÑO SILVESTRE

Los estrategas de hoy hacen planes para que se cumplan a lo largo de 25 años, para ello plantean que deberán aplicarse una serie de medidas que permita llevar a buen puerto los esbozos, sólo que entre el dicho y el hecho casi nada se cumple, aunque eso sí, es una oportunidad de presentar estudios, propuestas y análisis que le asegura a sus hacedores tener una mención cada vez que alguien se acuerdo de aquello que pudo haber sido.

En esa tendencia está hoy la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua, al destacar su titular Julio César Medina Delgado que se realiza una planeación metódica del uso del territorio estatal y a la par crear mayores áreas naturales protegidas y definir el mejor destino de la superficie territorial.

Sobre el particular cabe recordar que hace tres décadas se presentó un plan de crecimiento urbano para la ciudad de Aguascalientes, que abarcaba hasta el año 2000, en el que básicamente se protegía las zonas poniente y sur por considerarse que concentraban los principales mantos freáticos que a futuro podría necesitarse. Se prohibía crear asentamientos humanos más allá del Río de Pirules, hoy Río San Pedro, sin embargo en poco tiempo se autorizó un fraccionamiento residencial y luego vino otro, empresas, desaparecieron amplias superficies de cultivos y lo que fue un rancho floreciente se convirtió en una colonia. Ya ni hablar de lo que sucede al sur, tras de que se construyeron las plantas automotrices, por lo que la reconversión de la zona rural en urbana avanza y nadie la para.

Con ello los escurrimientos pluviales que tradicionalmente una parte iban al subsuelo ahora se van al río, ya que en lugar del terreno natural hay kilómetros de pavimentos, lo que dificulta más la captación tan indispensable para las necesidades de la ciudad.

Medina Delgado afirmó que la creación del programa de ordenamiento ecológico tiene un propósito a “largo plazo” y forma parte del plan 2020-2045, para ello se acaba de concluir la tercera etapa que busca conocer a detalle “las características de la superficie territorial que existan en el estado y saber más sobre su vegetación, fauna y composición en general”. Para recolectar toda esa información basta con recurrir a los planes de desarrollo tanto estatal como de cada municipio, que explican a detalle cuál es su contenido y qué se debe hacer para preservar las tierras agrícolas y ganaderas y cuáles medidas hay que tomar para evitar que la mancha urbana las absorba.

El problema está en que lo que hoy se hace otra administración lo modifica o desecha, por lo que sería preferible enfocarse a lo que es posible cumplir en el período que se está y no dejarle tarea a los que siguen, que llegan con otras ideas e intereses.

SEGUNDO AÑO

Si los morenistas estuvieran trabajando y en paz hoy sería un día de jolgorio para su causa, al cumplirse dos años de que su amado pastor fue electo Presidente de la República, convirtiéndose en el primero de izquierda que llega a ese cargo. En lugar de fiesta sigue la lucha intestina por hacerse del mando estatal, donde muchos se creen con el derecho de estar al frente, pero ese “sacrificio” no es gratuito ni porque quieran estar bien con su líder, sino que quien se haga de los bártulos tendrá la oportunidad de lograr una diputación federal o ya de perdido una diputación local e incluso acordar una alianza con Acción Nacional para entrarle a las alcaldías. Hay un abanico muy amplio de oportunidades para el próximo dirigente y sus seguidores, de ahí la lucha es encarnizada y dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias por tal de quedarse del sillón,  pero lo único que consiguen sus desavenencias es fortalecer más al PAN, que a nivel local ningún partido le levanta la voz, conformándose con hacerle valla y responder a todo si “siñor” y aceptando las migas.