Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El 30 por ciento de los combustibles que se venden en el País derivan de algún tipo de huachicol, estimó la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo Nacional).
Si se considera que el mercado de gasolinas demanda aproximadamente unos 800 mil barriles diarios, la venta de combstibles irregulares es de 260 mil barriles al día.
«Más o menos se calcula que una tercera parte de lo que se comercializa (es combustible ilegal) en sus diferentes modalidades y de ese tamaño es el problema», aseguró Roberto Díaz de León, director de comunicación y ex presidente de Onexpo Nacional.
Dijo que los canales por los que se comercializa ese combustible irregular principalmente son puntos de venta también irregulares.
«Pero que es un tema que corresponde a las autoridades como la Comisión Reguladora de Energía, la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (Asea) y Protección Civil hacer operativos para que verificar que esos establecimientos cumplan con todos los lineamientos establecidos en el marco legal», aseguró en el marco del Congreso Onexpo 2024.
En el evento se aseguró que hay un nuevo modelo de huachicol, en el que se mezcla gasolinas con alcoholes o naftas para tener mayor volumen, con daños al ambiente y al vehículo.
Al inicio del sexenio actual se habló de combatir el delito, pero éste se ha diversificado según los empresarios del sector.
«Es posible ver que las actividades de combate al huachicol sí han tenido efecto porque la práctica se ha diversificado, ya no es solo robo de ducto, ahora es la mezcla (de alcoholes y naftas con gasolinas) y la importación ilegal», comentó Víctor Hugo Arellano, director técnico y normativo de la organización.