Aline Corpus y Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De Baja California a Tlaxcala, candidatos de la oposición y del partido en el poder se brincaron ayer en sus actos proselitistas las medidas sanitarias recomendadas ante la epidemia de Covid-19.
En Mexicali, acompañada de cientos de simpatizantes, quienes realizaron una cabalgata y cerraron vialidades en torno al Instituto Estatal Electoral (IEE), la morenista Marina del Pilar Ávila Olmeda se registró para contender por la gubernatura de Baja California con la alianza Juntos Hacemos Historia, integrada por Morena, PT y PVEM.
Pese a la pandemia, cientos de personas, algunas con niños y bebés, se concentraron en el organismo electoral, y la policía municipal cerró las avenidas Rómulo O’Farril y De los Héroes, cerca del Centro Cívico de Mexicali.
En su discurso, idéntico al del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la alcaldesa de Mexicali con licencia dijo que no dejará regresar a la corrupción, y lanzó porras al mandatario federal.
“Los bajacalifornianos hace dos años decidieron que no querían más gobiernos corruptos e insensibles, no podemos ni permitiremos regresar a esos tiempos, donde perdimos la esperanza y la ilusión por gobiernos del pasado, que sólo se enriquecieron a costa del Estado”, señaló.
Ávila negó que su campaña vaya a ser financiada con recursos públicos, como aseguró el dirigente del PAN, Marko Cortés
“Yo creo que piensa que todos son de su condición, está muy equivocado, ellos llevaron a cabo esa práctica, pero eso se acabó”, señaló la morenista.
En otro evento donde no apareció la sana distancia, Anabell Ávalos fue registrada en Tlaxcala como candidata a la gubernatura por la alianza del PAN, PRI y PRD.
Con la multitud en la explanada del recinto ferial, el apoyo a la aspirante –alcaldesa con licencia de la capital estatal– se mezcló con reclamos a Morena.
Marko Cortés, presidente del PAN, afirmó que en México se acabó el tiempo de gobiernos morenistas.
“No es culpa de Morena, la pandemia no lo es, pero no me dejará mentir a quien saludo, a mi tocayo, el Gobernador del estado (Marco Mena), lo que sí es culpa de Morena es que no hayan permitido a gobiernos estatales ni municipales comprar las vacunas, por qué no les permitieron comprar vacunas, ni a la iniciativa privada, el Gobierno de Morena quiere acapararlo todo, pero ni picha ni cacha ni deja batear”, reclamó.
En tanto, Alejandro Moreno, dirigente del PRI, señaló que Morena es una desgracia y una tragedia para México.
“No sólo son insensibles, mienten, cínicos, salieron buenos para criticar y malos para gobernar, no dan una, no hay una propuesta sólida y seria que beneficie a este país”, dijo.
El dirigente del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que “no hay un solo aspecto de la vida política nacional que se pueda decir que ha mejorado desde la llegada del actual Gobierno”.