Con una curva de contagios que no cede y se mantiene entre las 55 y 65 personas positivas al COVID-19 diarias, la continuación de los decesos y un aumento en los pacientes entre graves y muy graves, ayer domingo se reportaron 55 que se sumaron a la lista de pacientes con coronavirus, para alcanzar los 3 mil 336 acumulados de marzo a la fecha y 3 decesos adicionales, con los que se llegaron a los 166.

Los fallecidos fueron un hombre de 72 años con padecimiento adicional de diabetes mellitus tipo 2, una mujer de 50 años diagnosticada con hipertensión arterial sistémica, así como un hombre de 48 años con comorbilidades como obesidad, diabetes mellitus tipo dos e hipertensión arterial. El informe destaca que en las últimas horas se tuvo el reporte de otras 438 personas que han sido reportadas como que han superado favorablemente el periodo de cuarentena al que se habían sujetado, de ahí que podrán reincorporarse a sus actividades cotidianas; con ellas, suman 2 mil 017 pacientes que han logrado salir adelante de la enfermedad.

En días pasados, el secretario de Salud advertía que se desconoce para cuándo podría presentarse el pico de infecciones, por la constante en cuanto a número de pacientes que resultan positivos entre con síntomas y asintomáticos, que ya se tienen dispersos en todo el estado, con lo que quedó desdibujado lo dicho en abril, cuando se advertía que sin cuidados de la ciudadanía, se tendría a mediados de mayo, pero no ocurrió.

También fue a principios de abril cuando se le cuestionó por primera ocasión si sería posible contar con un mapa geo-referenciado de colonias con más contagios en la entidad, en aquel entonces molesto resaltó que sería imposible porque significaría la violación a la privacidad y derechos humanos de los pacientes, aunque en algunos estados del país ya se hacía para advertir a los ciudadanos dónde deberían extremar sus medidas de prevención.

Lo mismo se le ha cuestionado en los últimos días y la respuesta fue que ya estarían trabajando en algo similar, aunque no quedó claro para cuándo se podría tener, mientras tanto lo que se ha advertido es que los cuidados deben ser generales dado que el virus está disperso y distribuido en toda la ciudad.

Las semanas pasan y el tan anhelado pico de contagio no llega, los decesos no ceden ni los pacientes positivos, teniendo en la gran mayoría de los casos comorbilidades que juntas con el coronavirus ponen en riesgo latente su vida, aunque ha habido decesos de personas aparentemente sanas y que inclusive se encontraban en recuperación en sus casas, pero la constante es que la obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiacas son las más comunes entre los que han dado positivo al SARS-CoV-2.