Daniel Santiago
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- En su página de Facebook, la Arquidiócesis de Monterrey publicó el martes un video que, señala en su texto, es el testimonio de un homosexual que pudo recuperar su masculinidad.
“Yo sentía atracción hacia el mismo sexo. Después de una largo acompañamiento, ayuda espiritual y mucho apoyo emocional, pude recuperar mi masculinidad después de muchos años de confusión”, dice en el audiovisual una voz modificada con efectos.
El video titulado “La otra cara de la luna” cuenta en primera persona que, siendo homosexual, este hombre padeció dolor y angustia. Dice que ése es una lado de la moneda de lo que no hablan los activistas gay.
“Decidí pedir ayuda aún cuando había escuchado siempre que lo único que obtendría sería tortura, pues la homosexualidad no tiene cura. No lo niego, fue duro, penoso, pero finalmente, con acompañamiento, lleno de comprensión y caridad, pude reconciliarme con ese niño interior herido”.
Consultada por Grupo REFORMA, la oficina de Comunicación de la Arquidiócesis señaló que, aunque se publicó en su cuenta de Facebook, la información es ajena.
Se solicitó una entrevista para conocer detalles, pero se respondió que no era posible debido a que no se trata de un testimonio de la Arquidiócesis.
A lo largo del día el video generó comentarios encontrados. Alrededor de las 18:00 horas fue quitado de la página.
Activistas de la diversidad sexual coincidieron por separado en que el video no presenta información con sustento.
“Estos videos están hechos por personas bien intencionadas, pero muy mal informadas”, dijo Alejandra Barrera, psicóloga y fundadora de Padres y Madres del Arcoíris, asociación civil que ofrece educación sexual a familias. “Hacen mucho daño y perjudican a la Iglesia.
“La ignorancia, la desinformación y la idea de que la homosexualidad es una enfermedad vende la idea de que se puede curar, sin tomar en cuenta que causa daño, trauma y tortura a la persona”.
En 1990 la OMS dejó de considerar a la homosexualidad una enfermedad.
Rubén Ávila, consultor en temas de género y diversidad sexual, dijo que el video contiene información tendenciosa, sin sustento científico y hace referencia a las prácticas de terapias de conversión, un tema que está en la agenda legislativa del País.
“Lo considero como un acto de desinformación en la población. La Arquidiócesis está muy desinformada sobre el tema (las terapias)”, apuntó.
La semana pasada, en CDMX aprobaron sanciones contra ellas y en el Senado se busca también castigarlas a nivel federal.
La propuesta legislativa llama a estas terapias “Esfuerzos por Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género”. Las considera violatorias de los derechos humanos, así como una forma discriminatoria por preferencia sexual.
Integrantes del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León transmitieron por Facebook desde el exterior del Cuartel Alamey, luego de que uno de sus integrantes, Omar Eduardo Solís, fue sancionado con una falta administrativa por manifestarse contra el video en la Catedral de Monterrey.