El vocero de la Iglesia Católica en Aguascalientes, Felipe Gutiérrez Rosales, lanzó un exhorto a las autoridades correspondientes, para que las celebraciones eucarísticas sean respetadas dentro de la libertad religiosa respaldada por los derechos humanos.

Si bien la pandemia del coronavirus ocasionó que durante un lapso los templos estuvieran cerrados, realizando por medidas de sanidad celebraciones religiosas transmitidas por redes sociales, pidieron que exista el apoyo como ha sucedido con otros sectores cumpliendo en todo momento con los protocolos de prevención.

El religioso lamentó que a más de tres meses de que comenzara la pandemia y posterior a la “Nueva Normalidad” que ha marcado la reanudación de algunas actividades reportadas como esenciales, a estas alturas la Iglesia continúe sin ser una de ellas, por lo que aún impera la incertidumbre entre los creyentes.

Lo anterior ha significado que los templos presenten en promedio una asistencia no mayor al 30% en el mejor de los casos, por lo que pidió a las personas que al momento de acudir a los templos sean también responsables y se sujeten a las medidas sanitarias emitidas por el sector salud, pues de esa forma confían en que las actividades habituales y el registro promedio en las iglesias se vea reflejado. Finalmente, Gutiérrez Rosales indicó que socialmente hay mucha más necesidad espiritual, por lo que el asistir a los templos de una manera responsable pudiera ser conveniente.

“Nos colocan como actividad no esencial y para muchas personas sí lo es, el acercarse a Dios y recibir la eucaristía sí lo es y esto socialmente no se entiende. Como fieles tenemos derechos pero también tenemos obligaciones. En todos los sentidos se debe estar consciente de los mismos”, concluyó.