La situación generada por la pandemia mundial del COVID-19 nos obligó a ponernos creativos para seguir relacionándonos con nuestros seres queridos en pleno aislamiento social. Esto, sin embargo, logró acercarnos más a aquellos que están lejos y valorar los encuentros.

Los seres humanos tenemos la necesidad de reunirnos, sobre todo en momentos de celebración como los cumpleaños. Sin embargo, muchos estamos ya cansados de las videollamadas y se vuelve impositivo buscar alternativas que vayan más allá de una conversación en pantalla.

Como alternativas para solucionar este conflicto, repasamos algunas ideas simples y divertidas para celebrar un cumpleaños virtual.

Trivias
Esta es una opción excelente para grupos que llevan una amistad de años o compañeros de estudio que comparten intereses y conocimiento. Si bien podemos crear nuestras propias trivias con diversos programas, también podemos optar por juegos prediseñados sobre cultura general.

Concursos de dibujos
Si buscamos reir sin parar, los concursos de dibujo son una excelente opción para toda la familia. Los desafíos que ponen a disposición estos juegos nos conducen a resultados muy divertidos.
Son muchísimas las alternativas de juegos para dibujar. Quien esté encargado del cumpleaños, puede revisarlas y elegir la que más se adecúe al grupo de festejo.

Juegos en línea
Cuando un gamer cumple años, no hay nada mejor que celebrarlo con una participación grupal de su juego en línea favorito. Para los casos en que se suman algunos inexpertos, se puede optar por alternativas como el Minecraft para que todos tengan oportunidad de divertirse.

Video sorpresa
La virtualidad no necesariamente debe limitar la posibilidad de realizar un obsequio significativo. Para hacerlo, podemos convocar a las personas más queridas por el cumpleañero y pedirles que graben una pequeña cápsula saludando al agasajado.
Una vez recopilados los aportes, podemos realizar un video de cumpleaños. Luego, ten enviarlo o reproducirlo durante una videollamada de celebración.

Karaoke
Una actividad que no pasa de moda y sigue resultando de lo más divertida es el karaoke. Además, es una actividad muy fácil que no deja a nadie afuera, porque sabemos que desafinar es una de las razones por las que nos gusta tanto.
Al participar, es importante que todos los asistentes tengan una buena señal. Para tener acceso a las letras, alguien puede compartir pantalla o también podemos recurrir a herramientas como Sync video, que nos permite ver el mismo video en varios ordenadores.

Mímicas
Los juegos de mímicas también son una opción muy divertida. Podemos buscar programas en línea que arrojen al azar filmes o situaciones, o podemos hacerlo “a la antigua”. En este caso, los concursantes de un equipo pueden enviar por privado la consigna al intérprete de grupo contrario.

Cata virtual
Existen detractores de las celebraciones virtuales que, además de la falta de contacto, reniegan de la ausencia de los tragos en los festejos. Esto puede solucionarse realizando una cata virtual. ¿Cómo? solo debemos buscar programas de degustación y ponernos de acuerdo para contar con las bebidas al momento del encuentro.

¡Participa con tu opinión!