Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con sus ideas y políticas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador está llevando a México de vuelta al pasado, señaló en un artículo editorial el diario inglés Financial Times.

“El tiempo ha pasado para México, pero no para López Obrador: cuando visitó la región central de alta tecnología del Bajío en 2019, decidió no ir a una fábrica de automóviles que impulsa la economía exportadora del país, sino a un ingenio de caña de azúcar que es tirado por caballos”, dijeron en el articulo Jude Weber y Michael Stott.

El medio señaló el proyecto del Tren Maya en el sur del país como la refinería de Dos Bocas y la reciente aprobación de la ley energética para favorecer a la Comisión Federal de Electricidad como las ideas controversiales del Mandatario, que además contrastan con las de su homólogo estadounidense Joe Biden.

“López Obrador ha aprobado una ley que favorece la generación de combustibles fósiles de propiedad estatal sobre la energía renovable que contrasta con los planes del Presidente Joe Biden de que Estados Unidos, el mayor socio comercial de México, tenga neutralidad de carbono para 2050”, señaló el texto.

“Su refinería de petróleo se está construyendo en un momento en que las compañías energéticas globales compiten para deshacerse de dichos activos en medio de un exceso de oferta”.

El medio criticó además el manejo de la pandemia por parte del Presidente, señalando que México tiene una de las tasas más altas de muertes por Covid-19 en el mundo y su poco estímulo en los apoyos económicos.

“Los datos oficiales que muestran que México se acerca a las 200 mil muertes están ampliamente consideradas como subreportadas tres veces y el exceso de muertes el año pasado estuvo muy por encima de los peores brotes de la pandemia como el Reino Unido, Estados Unidos y Brasil, cuando se ajustan al tamaño de la población”, dice el artículo.

“La pandemia ha destacado otra de las peculiaridades de López Obrador. A pesar de su política de izquierda, el hijo del comerciante es un conservador fiscal.