Una fuerte movilización policiaca se registró el viernes por la tarde en la colonia Macías Arellano, luego que sicarios intentaron ejecutar a un integrante de la banda de “Los Monkikis”.
Sin embargo, la víctima logró escapar luego que al agresor se le “encasquilló” la pistola al momento de intentar disparar.
Los violentos hechos se registraron el viernes a las 14:45 horas, en la calle C y esquina con la calle B, en la colonia Macías Arellano.
De acuerdo a la versión de testigos, minutos antes observaron el arribo de un automóvil VW Jetta, color gris, que se estacionaba frente a un domicilio ubicado en la calle C, a lo cual no le dieron importancia.
En ese momento los tripulantes del automóvil observaron que un malviviente al que se le señala como integrante de la banda de “Los Monkikis” y que desde hace poco tiempo comenzó a dedicarse a la venta y distribución de drogas, caminaba por la banqueta y al momento que pasó frente a la unidad automotriz, uno de los sicarios intentó ejecutarlo con una pistola tipo escuadra calibre 40.
Sin embargo, en ese momento el arma se le “encasquilló”, lo que aprovechó la víctima para escapar corriendo y esconderse en la Privada C. El agresor logró realizar dos disparos, pero ya no hizo blanco en su objetivo, por lo que los sicarios se retiraron rápidamente con rumbo desconocido.
Al lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales, del Grupo Motorizado “Centauro” y del Destacamento “Terán Norte” de la SSPM, además de policías estatales y agentes de la Policía de Investigación.
De igual forma acudió la camioneta de la Unidad Municipal de Intervención Inmediata (UMAI), cuyos agentes hicieron el aseguramiento de dos casquillos percutidos calibre 40.