Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ricardo Ruiz Velazco, «Doble R», ubicado como jefe de plaza del CJNG en Aguascalientes, y Gerardo González Ramírez, alias «El Apá» eran los dos objetivos clave del operativo federal implementado en Jalisco y que desató una oleada de violencia en esa entidad y en Guanajuato.
Hasta ayer se reportaron 16 detenidos, de los cuales cinco habían sido capturados en Jalisco y once más en Guanajuato, sin embargo, entre ellos no tenían confirmada la identidad de ninguno de los dos capos del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
El Presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que se había detenido a jefes de los grupos criminales, pero no precisó identidades.
Durante la reunión del gabinete de Seguridad, funcionarios federales confirmaron ayer al Jefe del Ejecutivo que los dos capos eran el motivo del operativo.
Después, en la conferencia mañanera, el Mandatario detalló que durante un encuentro de dos bandas intervino la Sedena, así como las policías de Jalisco y Guanajuato.
«Llegaron elementos de la Secretaría de la Defensa y hubo un enfrentamiento, hubo detenciones. Esto fue lo que provocó las protestas, las quemas de vehículos no sólo en Jalisco, sino también en Guanajuato», dijo.
«Hay ya detenidos tanto en Jalisco como en Guanajuato, de los que estaban en la reunión. Al parecer, sí, jefes de grupos, porque hubo esa reacción muy fuerte, y de quemas de vehículos y creo que de Oxxos», agregó.
A pregunta expresa, López Obrador descartó que se puedan registrar más hechos violentos en la región, debido a que continúa la presencia de los militares.
«Está todavía la Secretaría de la Defensa, las policías están en la zona, porque están buscando detener a más presuntos delincuentes», dijo en conferencia.
En Jalisco, el Gobernador Enrique Alfaro, informó ayer que en la quema de vehículos y tiendas no hubo pérdida de vidas, sólo materiales.
El funcionario encabezó una reunión en Casa Jalisco con autoridades en materia de seguridad a nivel federal, estatal y municipal.
Ahí, los mandos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional dieron parte de los hechos de violencia ocurridos en Ixtlahuacán del Río y Cuquío que derivó en 5 detenciones, un presunto criminal abatido y el decomiso de un vehículo con blindaje artesanal, 31 armas largas, 4 ametralladoras y un arma corta.
Por otra parte, el Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, reportó 11 detenidos.
«Detuvimos a 11 personas que estaban dedicadas a causar temor en la población a través de los incendios (…) serán llevados ante la justicia y, en su momento, el Gobierno federal dará la información de los mismos», dijo.