Una menor de apenas 14 años de edad que salió de su casa, al ya no soportar los maltratos de su padrastro, fue auxiliada por elementos de la Policía Estatal.
Lo anterior tuvo verificativo alrededor de las 15:35 horas, cuando los oficiales, al realizar sus labores de patrullaje sobre el estacionamiento de un centro comercial ubicado sobre la Avenida de Los Maestros, observaron a una adolecente que deambulaba, misma que iba sola y llorando. Al percatarse de la situación, los policías detuvieron su marcha para indagar qué acontecía. De esa manera, la joven confesó que, instantes antes, había escapado de su domicilio, al ser víctima constante de agresiones verbales por parte de la pareja de su madre, por lo que no quería regresar a su hogar.
Finalmente, los oficiales ubicaron a la madre y al padrastro de la joven, quien incluso ratificó su versión, por lo que los acusados fueron llevados al Centro de Justicia para Mujeres, donde se deslindarán las responsabilidades del caso.