Adrián Basilio
Agencia Reforma

CDMX.- Comités organizadores sin compromiso y dudas sobre la canalización de los recursos para llevarlas a cabo, las cuales derivaron en la falta de patrocinios, propiciaron que territorio nacional dejara de recibir fechas de la Copa del Mundo de ciclismo de pista y de celebrar la Ruta México.
En la década de los 90 del Siglo pasado, la Ruta fue una competencia de renombre. Su sucesora, la llamada Vuelta a México, fue cancelada en 2006 por la falta de seriedad de patrocinadores y desde entonces no se ha organizado otra prueba de ruta de ese calibre.
El desarrollo del ciclismo de pista en México, que se notó con los resultados de Nancy Contreras y Belem Guerrero, quienes llegaron a ser medallistas mundiales, facilitó que la Unión Ciclista Internacional considerara los velódromos tricolores para recibir Copas del Mundo, y entre 1999 y 2004 se tuvo una fecha permanente.
Pero descuidos administrativos propiciaron su salida del calendario internacional, al cual se regresó casi una década después, precisamente con Edgardo Hernández al frente de la FMC.
En 2013, el País volvió a albergar la Copa, en Aguascalientes, y entonces Hernández dijo el 8 de marzo de 2014 que esa misma ciudad acogería el Mundial en 2015. Sin embargo, tres días después la UCI lo desmintió. Guadalajara fue la última sede de la Copa en noviembre de 2014.