En una bizarra fecha de la Premier League, el Manchester United y el Liverpool perdieron por una goleada escandalosa, los campeones perdieron por un marcador de 7-2 ante el Aston Villa, en una de las peores actuaciones defensivas del conjunto de Jürgen Klopp.
El Liverpool llegó a casa del Aston Villa con la esperanza mantener el buen paso en este arranque de temporada, presionando a su enemigo íntimo, Everton, quienes han iniciado muy bien el torneo con cuatro triunfos en cuatro partidos.
Sin embargo, todo se convirtió en una pesadilla para los Reds, ya que nunca imaginaron caer por un marcador de 7-2, siendo la peor derrota de un campeón en su defensa de la corona desde 1953, cuando el Sunderland venció 7-1 al vigente campeón de este año, Arsenal.
En el arco de Liverpool tuvo que salir de último minuto Adrián, ya que Alisson presentó una leve lesión muscular, algo que sin duda cambió el panorama, ya que el arquero español fue clave en casi todos los goles del partido.
El primer tanto cayó apenas al minuto 4′, el portero Red cometió un error al darle el balón a Grealish en un intento de salida, y aprovechando el error le cedió el balón a Ollie Watkins, quien definió a pocos centímetros del arco.
Al 22′ nuevamente Ollie definiría con clase luego de una jugada a velocidad por banda izquierda, recortando al centro ante una mala marca de Gomez, el delantero del Aston Villa definió a primer poste y mejoró el marcador 2-0. La reacción del Liverpool llegaría al 33′, Mohamed Salah marcó el 2-1 y muchos pensaban que comenzaría la remontada Red, pero terminó siendo todo lo contrario.
A los dos minutos del gol de Salah, John McGinn disparó desde fuera del área, y con un desvío de Van Dijk el balón logró colarse en la portería de Adrián, quien amagó hacia el otro lado; y para el 39′, Watkins firmaría su hat-trick con un gol de cabeza, proveniente de un centro de Trézeguet en una jugada a balón parado en donde la defensa del Liverpool se vio bastante infantil.
Para la segunda parte, Ross Barkley marcaría el quinto con un disparo de fuera del área que tomó un raro efecto debido a un desvío de Alexander-Arnold; Salah recortó distancias 5-2 con un gol al 60, pero en los siguientes minutos el Aston Villa finiquitaría su goleada de 7-2 con dos goles de Jack Grealish.
Sin duda esta goleada quedará para la historia por un equipo que no ha competido al mismo nivel desde los últimos años, ante el campeón vigente; los Reds tendrán que recuperarse de este duro golpe para los siguientes encuentros.
De momento el Liverpool ocupa el quinto lugar de la tabla con 9 puntos, empatado con el Arsenal, Leicester y el mismo Aston Villa, que gracias al duelo de ayer logró subir al segundo lugar por diferencia de goles.