La pandemia del COVID-19 ha dejado a bastantes niños huérfanos en Aguascalientes, porque sus mamás fallecieron al no atenderse por no tener acceso a los servicios médicos o no pudieron realizarse las pruebas para la detección del virus, señaló la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez.
Destacó que el 2021 es un año muy complicado con muchos niños que se quedaron sin mamá a causa del coronavirus y que obviamente pasan a estar a cargo de sus abuelas o de algunos tíos o tías. “El hecho de que te lleguen 2, 3 o hasta 4 bocas más es complicado para varias familias y es lo que está sucediendo; es un tema del que nadie habla, porque son personas pobres que a nadie le importan, pero que forman parte de la pirámide poblacional, votan y necesitan de programas sociales más urgentemente que nunca”.
Señaló que tan sólo del padrón de mujeres de esta asociación, tienen conocimiento de por lo menos 6 casos de madres jefas de familia de Cumbres 3, Los Pericos, Lomas de San Jorge y otras de las orillas de la ciudad, que fallecieron a causa del COVID-19; 2 dejaron huérfanas a 2 niñas, 1 más tenía 3 niñas, y las otras 3 mujeres dejaron a 4 y a 5 niños respectivamente.
Afirmó que su asociación seguirá trabajando de manera intensa para recuperar algunos programas que ya se tenían como el Seguro de Vida para Jefas de Familia, a fin de que se reactive ante situaciones como éstas y que se dé un seguimiento puntual a todos estos casos y trabajar con las familias para fortalecerlas.
Negrete Sánchez consideró que es imperativo que el Gobierno Federal se active para poder atender de una manera eficiente a la población porque si no, ésta pandemia va a terminar primero con los pobres que son los que no tienen con qué atenderse y se cumplirá con ello el eslogan del presidente Andrés Manuel López Obrador de “Primero los pobres”, pero para mal.