La Noticia:

Una huelga general contra los cortes al gasto público ha afectado a gran parte de la Argentina, donde escuelas, bancos y muchas tiendas permanecen cerrados… (bbc.com).

Comentario:

El presidente de Argentina Javier Milei sigue padeciendo protestas en su contra en su empeño de sacar a la Argentina de la crisis económica en la que estuvo sumida. ¿Cuáles son las medidas que está adoptando Milei que no son del gusto de sectores de la población? ¿Qué se espera del futuro económico de la Argentina?

Recordemos que Milei se convirtió en presidente expresando su clara inclinación a la derecha. Argentina, que venía de años de caminar por la izquierda, votó por él desencantada de los resultados económicos alcanzados por el socialismo. Aún a estas alturas la tasa de inflación en Argentina es de aproximadamente 300%. Y eso que ya lleva algunos meses Milei en el poder.

Él llegó a la presidencia con la promesa de hacer recortes drásticos en el gasto público. Incluso mostraba una moto sierra para hacerlo claro a todos. Desde que pudo disminuyó el presupuesto en educación y salud, así como cerró algunas dependencias del gobierno. Acaba de anunciar que después de muchos años, por fin el gasto público está por debajo del ingreso por impuestos.

¿Por qué no baja la inflación? No es tan fácil. Una disminución de gasto público afecta también el impacto en el crecimiento económico, lo cual reduce la inversión y sin esta, los precios tardan en reflejar una mejora. ¿La pregunta es si la población tendrá la suficiente paciencia?

Los sindicatos, sobre todo, se quejan que los recortes al presupuesto afectan primordialmente a la clase trabajadora. Milei, aparentemente negoció con los sindicatos, y se aferra al concepto neoliberal de no imprimir dinero de más. Dinero que empuja la inflación. Por lo que sabe que los trabajadores deben cooperar con su granito de arena en favor de la economía.

La receta típica es: menos dinero circulando, menos consumo, lo cual baja los precios. ¿Cómo expresarlo a los trabajadores acostumbrados a los aumentos de salarios de la izquierda? El dinero que llega a los bolsillos sólo tiene dos destinos: o se ahorra o se gasta. En caso de gasto, la ley de oferta y demanda hace que los precios suban. ¿Cómo convencer a la gente a ahorrar un porcentaje de su ingreso para una economía saludable? Y esto debería considerarlo el futuro presidente de México. No se puede entregar dinero a manos llenas sin una educación económica básica.

Milei no la tiene sencilla. Debe, o retroceder un poco en su política, o convencer a la gente, primordialmente a los trabajadores, que está haciendo lo correcto para sacar a la Argentina de la barranca.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas Pan American.

Correo: salonsomendez@gmail.com