Alerta el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, Marco Antonio Hermosillo González de la existencia de varias fincas antiguas en la Zona Centro, construidas a base de adobe, que fueron adaptadas recientemente y que tienen irregularidades estructurales o no cuentan con el permiso de construcción, con los riesgos que ello conlleva como la finca que se derrumbó en la mañana de este miércoles.

Hermosillo González expresó su preocupación y tristeza por el derrumbe de la finca ubicada en la calle Eduardo J. Correa, casi esquina con Manuel M. Ponce y consideró que, en este caso, hubo negligencia del constructor y se refleja la falta de supervisión.

“Como que se veía por ahí, había varias mezclas de materiales: adobe junto con tabique (…) creemos que se debe investigar, a ver quiénes son los responsables en este tipo de fincas, si es que había algún perito, que según tengo entendido, no lo había”.

Indicó que algunas personas construyen sin las debidas autorizaciones y en el caso de la finca derrumbada, pedirán al titular de la SEDUM, Adrián Castillo, para que les informe si había ahí la autorización para este tipo de construcción.

El representante de los Ingenieros Civiles reconoció que hay fincas en la Zona Centro en situación irregular, donde en lugar de hacer una demolición o una adecuada restauración, sólo hacen adaptaciones y una “rompecabezas” con una mezcla de materiales. Esto origina  que se presenten este tipo de situaciones.

“No tengo el dato de cuántas fincas hay, pero sí hay varias en situaciones irregulares en el centro, en donde se meten a hacer construcción sin un permiso, con los riesgos que ello conlleva”. Finalmente, exhortó a la ciudadanía a regularizar sus viejas fincas, y tras lo acontecido este miércoles, pidió a quienes construyan se asesoren de los profesionales en la materia.