La coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género, Violeta Sabás Díaz de León, consideró que la aprobación realizada en días pasados por diputados locales sobre el Pin Parental que permite a los padres de familia decidir si sus hijos participan o no en actividades que puedan ir en contra de sus ideologías en moralidad, valores y sexualidad, es inconstitucional al representar incluso un retraso claro en el tema de la diversidad y violencia de género.
En ese sentido, adelantó que actualmente se trabaja en la generación de un plan de acción anticonstitucional a la par con la Comisión de Derechos Humanos, al indicar que dichas reformas únicamente provocarán que los jóvenes crezcan desinformados y sin los conocimientos suficientes que les permita un desarrollo integral y saludable.
En consecuencia, consideró como un acto irresponsable de parte de los legisladores quienes aprobaron de manera unánime el mencionando Pin Parental, el cual fue turnado a la máxima tribuna aprovechando la desatención ciudadana durante la presente pandemia.
Finalmente, detalló que las reformas aprobadas son una trasgresión a los artículos de la constitución puesto que estos tienen una determinación clara en cómo debe ser la educación y en ningún momento los padres tienen la formación para decidir sobre programas educativos.
“El hecho de que no se generen contenidos laicos, de educación sexual, perspectiva de género y derechos humanos va a ocasionar que los estudiantes se sigan rigiendo en la desinformación y desconocimiento y se sigan replicando las conductas de discriminación”, precisó.