Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que al avión TP-01, muestra de los excesos de los gobiernos neoliberales, se le debió poner como nombre Carlos Salinas de Gortari o Porfirio Díaz, y no José María Morelos y Pavón para que tuviera ‘más apego a la realidad’.

Al presentar la aeronave que permaneció uno año y siete meses en Estados Unidos, López Obrador dijo que la conferencia mañanera de hoy es para informar al pueblo de México cómo se mal gobernaba al País.

“Fíjense el nivel de irracionalidad al que se había llegado”, cuestionó, “el nivel de enajenación, con el lujo, con los privilegios, que se atrevieron a ponerle a este avión José María Morelos y Pavón. ¿Qué decía Morelos en sus Sentimientos de la Nación? Que se modere la indigencia y la opulencia, que se eleve el salario del peón, que se eduque al hijo del campesino igual que el hijo del más rico hacendado, que haya tribunales que defiendan al débil de los abusos que cometen el fuerte, Morelos, que encarnaba la lucha por la igualdad, imagínense”.

” A lo mejor si le hubiesen puesto Agustín de Iturbide, Antonio López de Santana, Porfirio Díaz, Carlos Salinas de Gortari tendría más apego a la realidad”, afirmó.

El Mandatario destacó la importancia de informar de la corrupción y los privilegios del pasado porque hay quienes quieren regresar a esa forma de Gobierno y hoy lo que se busca es acabar con esas prácticas.

“Y se acaban los lujos en este Gobierno, el derroche, los lujos, el presupuesto es dinero del pueblo y se va apoyar siempre a la gente que más lo necesita para garantizar el bienestar de nuestro pueblo, ya no es un Gobierno al servicio de una minoría, es un gobierno del pueblo, para el pueblo con el pueblo”.

“Este avión es un ejemplo de los excesos que se cometieron, se iban a terminar de pagar por este avión cerca de 7 mil 000 millones de pesos (…) porque fue un financiamiento, nada más el costo de mantenimiento, de viajes al año significa pues alrededor de 150 millones de pesos”.

El Jefe del Ejecutivo dijo que el ahora ex hangar presidencial costó casi mil millones de pesos para guardar el TP-01, cuando la ampliación del AICM que acaba de inaugurar costó 500 millones.

Entonces, vamos a continuar combatiendo la corrupción y con el plan de austeridad republicana no podemos permitir los privilegios en el Gobierno.