GRAF036. VIGO (PONTEVEDRA), 16/07/2020.- El delantero del Levante Borja Mayoral (i) intenta controlar el balón ante el defensa mexicano del Celta, Araujo, durante el encuentro correspondiente a la jornada 37 de primera división disputado esta noche en el estadio de Balaidos. EFE / Salvador Sas
Édgar Contreras
Agencia Reforma

CDMX.- El último descendido de LaLiga es una incógnita; lo único seguro es que un mexicano perderá la categoría.
El defensa Néstor Araujo con el Celta o el técnico Javier Aguirre con el Leganés le dirán adiós a la Primera División. El Espanyol y el Mallorca ya descendieron.
El Leganés cierra en casa, pero ante el campeón Real Madrid. Ya es un milagro que haya llegado con vida a la última jornada. Requiere el triunfo y que el Celta no gane en su visita al Espanyol.
Los “Pepineros” tienen 35 puntos (-21 en diferencia de goles); el Celta, 36 (-12 en la diferencia).
Nadie diría que es una ventaja cerrar contra el Madrid, pero quizá el cruce no sea tan catastrófico debido a que el club blanco llegará relajado, ya que solo pelea el que Karim Benzema (21 dianas) arrebate el título de goleo al blaugrana Lionel Messi (23).
El Celta parece tener un panorama más sencillo en la visita al colero, pero el problema es que su rival ya no disputa nada y por eso puede jugar más libre. Además, los de Araujo traen una inercia de pesadilla: seis partidos sin ganar, racha que comenzó, irónicamente, con el aplaudido empate frente al Barcelona.
El Leganés, en contraste, ha sumado 10 puntos de los últimos 12 disputados.
Lo de Javier Aguirre tiene tintes de hazaña; lo de Néstor Araujo, de tragedia. Lo único seguro es que uno de ellos descenderá por primera vez en su trayectoria.

Es uno u otro
Entre el Celta y Leganés está el tercer y último descendido de LaLiga en su temporada 2019-20.
Celta suma 36 puntos y diferencia de goles de -12, mientras que los “Pepineros” tienen 35 unidades y una diferencia de -21.
Celta puede darse el lujo de perder y salvarse incluso si el Leganés empata frente al Real Madrid.
En LaLiga, en caso de igualdad de puntos, el primer criterio de desempate es el duelo directo, pero ambos ganaron un partido y apenas por un gol de diferencia.
Por esa situación, el segundo criterio de desempate es la diferencia de goles, y en ese rubro el Celta tiene la ventaja.
Celta se salva en automático si gana; también, si el Leganés no vence al Madrid.
El Leganés necesita derrotar al campeón, y que el Espanyol le robe puntos al Celta.