Por FRANCISCO VARGAS M.

El joven matador de toros Francisco Martínez, hoy sábado 3 de octubre, llevará a cabo una importante gesta, al pasaportar en solitario seis toros con presencia y trapío de El Garambullo, dehesa que se ubica en el rancho Guadalupe, enclavado en el municipio guanajuatense de Juventino Rosas; divisa color rosa, morado y amarillo, propiedad de las familias Usabiaga González y Funtanet Mendia.
Este hecho muy significativo para la carrera del diestro nació de la iniciativa de los ganaderos, quienes conjuntamente con el matador de toros en el retiro Alejandro del Olivar, decidieron que el joven diestro se encerrara en solitario a puerta cerrada con seis toros de los encastes españoles de Santa Coloma y Parladé.
Francisco Martínez al respecto, mencionó que para él, realizar esta gesta es todo un honor y es un gran compromiso tanto profesional como moral, ya que existe una gran relación e historia con la ganadería de “El Garambullo”, misma que inició en 2013 siendo novillero en la Plaza de Toros “Oriente” de San Miguel de Allende, ante sus paisanos lidió ejemplares de este importante hierro.
Agregó que poco a poco se fue ganando la confianza de los ganaderos, mismos que le fueron tomando aprecio, convirtiéndose más tarde, ya como matador de toros, en el torero de casa.
Cabe mencionar que como novillero lidió más de ocho novilladas de este hierro, por lo que prácticamente fue forjando su carrera y estrecha relación con esta dehesa con la cual ha ido obteniendo importantes triunfos y también sufrir algunos percances como el del 1 de enero de 2018, en el coso Monumental “Santa María” de Querétaro, en la que Martínez resultó conmocionado tras una fuerte voltereta provocada por un novillo de esta casa ganadera.
La mejor de las suertes le deseamos a Francisco Martínez, sin duda uno de los toreros de nuestro país; más activos en estos tiempos del coronavirus. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)