La verdadera desgracia de los niños con cáncer no es la enfermedad, sino el abandono que sufren por parte de la sociedad, evidenció el Dr. Ricardo González Pérez Maldonado, quien durante 20 años, se ha entregado en cuerpo y alma a la atención y curación de los infantes.
Ayer, en la conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, el oncólogo pediatra dejó en claro que no se trata de quebrar piñatas, ni festejar a estos niños por tener la enfermedad, la intención es crear conciencia, el que logremos motivarnos como pacientes, como prestadores de servicios de salud, como autoridades de que este es un gran problema, que aumenta cada vez más.
“Afortunadamente, estos niños logran cada vez más altas tasas de curación; hace un siglo la única oportunidad que tenían era someterse a cirugías muy cruentas y aumentaba el número y ni siquiera el 1% lograba curarse”.
Hace 70 años comenzaron a realizar las primeras cirugías que lograban detener un poco la enfermedad, pero esto no era suficiente, ni siquiera el 10% de los niños lograba salir adelante; ahora la mortalidad es baja, cuando el mal se detecta oportunamente, añadió.
Refirió que el Dr. Jaime Chalco, director del Centro General para la Atención de enfermedades de niños y adolescentes, expresó que era muy alarmante que sólo el 37% de los niños en México lograba salir adelante, de acuerdo a estadísticas al cierre del 2016. Pero en el Centenario Hospital Miguel Hidalgo, y con los pacientes, sus padres y médicos, la curación es del 77%.
Ricardo González, luego de recibir un reconocimiento por su profesionalismo y labor humanitaria por parte del gobernador y del secretario de Salud, expresó que Aguascalientes fue distinguido por el titular de Prevención y Tratamiento del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia, Jaime Shalkow Klincovstein, por ser uno de los estados con mejor atención de esta enfermedad, lo que ha permitido rebasar en curación la media nacional.