Natalia Vitela
Agencia Reforma

CDMX.- El área de Medicina Interna del Hospital Juárez de México, donde atienden a pacientes críticos de Covid-19, lleva tres semanas llena. Desde aquí, el aplanamiento de la curva epidemiológica se ve lejana.
De las 46 camas que hay, sólo una está vacía, y 22 pacientes permanecen intubados.
“La meta justamente del aplanamiento era eso: evitar que llegáramos a este extremo de que tuviéramos 20 pacientes intubados en un piso”, indica Rafael Machorro, adscrito al área de Medicina Interna y encargado de una de las zonas Covid de este hospital.
Desde la zona cero de la atención a pacientes de Covid-19, y tras el cierre de su turno, el experto advierte a REFORMA que es preocupante la velocidad de los contagios y su incremento.
En promedio registran de dos a tres defunciones por día de personas que sufren alguna comorbilidad (presencia de uno o más trastornos), sin embargo, destaca el experto, la mayoría de pacientes se recupera.
Por la demanda, la zona para pacientes Covid en recuperación comenzó a recibir a partir del fin de semana a pacientes con el virus activo, explica el neurólogo Alejandro González.