Abril y septiembre son los meses en los que más se registran los intentos de suicidio, así como los casos consumados en Aguascalientes, lo que pudiera estar relacionado con el cambio de horario y estación, destacó el presidente de la Unión Nacional de Organizaciones Sociales para la Prevención del Suicidio, Nefi Jacob Campos Muñoz.

El especialista comentó que lamentablemente sigue la problemática del suicidio en Aguascalientes y a la fecha en su Asociación tienen cerca de 60 casos en atención, más todos los que ya vienen arrastrando de años pasados. “Estamos hablando de 60 nuevos casos que afortunadamente están con vida. Ahorita nosotros ya nos estamos enfocando en las personas que tienen tentativas, en las que están falleciendo, pero este 2022 han sido mucho menos que en otros años”.

A pesar de lo anterior, dijo que en este mes de abril es cuando más se despegan tanto los casos consumados como los intentos en Aguascalientes. “Abril y septiembre son los meses en los que más despuntan, esto desde hace 20 años”.

Estableció que, entre las causas consideran que puede deberse al cambio de horario. “El hecho de obligar a pacientes, que es muy importante que tengan una higiene de sueño, se los alteramos, porque ahorita obligatoriamente les estamos robando una hora de sueño y en temas de enfermedades metabólicas cerebrales, una hora de reparación cerebral es mucho, entonces regularmente los altera, les empieza a generar crisis de ansiedad, de irritabilidad, de depresión y empieza el cerebro a alterarse y luego para septiembre u octubre esa parte no podemos ubicar. Creemos que puede ser también poquito el cambio de estaciones, pero todavía no tenemos la certeza como para afinarlo”.

En los casos que actualmente atienden, señaló que las personas llegan sin saber por qué, ya que sólo refieren sentir malestar, depresión e impulsividad para lo cual les realizan una serie de estudios clínicos, tomografías y pruebas psicométricas y se les refiere que todo ello corresponde a una enfermedad. “Hay cambios neuroquímicos en el cerebro y se inicia un tratamiento. Los psiquíatras les dan sus fármacos y terapias, lo cual ayuda que estén estables. Entienden que deben dormir bien, no pueden tomar alcohol y muchas cosas que les alteran su cerebro”.

¡Participa con tu opinión!