Hora de ser sano

Primero fueron los dulces y el pan de muerto, luego llegó el pavito, acompañado de la pierna, los dulces postres, los romeritos y por supuesto, el recalentado… ¡en más de una ocasión! Si te sientes igual de culpable que yo, sácale provecho a los relojes inteligentes y comienza a ponerte en forma. Los expertos de Garmin nos dicen cómo.

1. Lo primero que debes definir es para qué quieres un reloj inteligente: para caminar, puedes comprarte un medidor de actividad diaria, como una brazalete VívoSmart 4, que te invita a levantarte y caminar; si quieres hacer otro tipo de deportes como yoga o gimnasio, puedes adquirir un reloj dedicado a dichas actividades, como VívoActive 3 Music, con 15 aplicaciones de deporte preinstaladas; para correr, el Forerunner 935 te ayuda a mejorar tu técnica al correr y tener un entrenamiento inteligente.

2. Hacer un entrenamiento con frecuencia cardiaca es muy inteligente porque te ayuda a bajar de peso más rápido si mantienes dentro de tus primeras 3 zonas de frecuencia cardiaca, quemas más calorías, porque consumes glucosa. Al establecer las zonas de frecuencia cardiaca, obtienes datos más precisos sobre las calorías durante tu actividad.

3. Otro punto importante es determinar cuánto necesitas que dure la batería, ya que si comparas un reloj deportivo, contra uno casual, es importante que el primero tenga una autonomía duradera porque incluso lo requieres para monitorear tu descanso para regular tu entrenamiento; mientras que el segundo no está desempeñando funciones deportivas constantemente.

4. Toda actividad que implique un esfuerzo físico necesita su descanso correspondiente para mantener su efectividad, por lo que es importante medir tu sueño, cuánto descansas, para que el reloj, con ayuda de algoritmos, calcule las calorías que te corresponden quemar durante el día y el entrenamiento que necesitas para completar tus metas.

5. Los niveles de sueño son tan importantes que si duermes, pero no sueles alcanzar el sueño profundo de más de 20 minutos, tal vez necesites ir a una terapia de sueño, porque de otra forma no tendrás el rendimiento necesario, no sólo para realizar tu entrenamiento, sino para realizar tus tareas diarias.

6. Recuerda que tanto en un reloj casual, como en uno deportivo, cuentas con funciones de conectividad con tu smartphone para revisar tus correos, notificaciones de redes sociales y hasta reproducir las canciones que elijas.

7. La aplicación de Garmin Connect grafica automáticamente tus resultados de mediciones y por colores te ayuda a identificar para qué sirve cada uno de los parámetros y si tus niveles son positivos o no.

8. Es importante que revises tus registros diariamente, tanto para corregir tu entrenamiento y mejorar los resultados, como para prevenir enfermedades al acudir al médico en caso de que detectes anomalías constantemente.

Fuente: Garmin.