Honran Vivar y López Tarso a sus padres artísticos

CDMX.- Édgar Vivar e Ignacio López Tarso tienen claro que son leyendas actorales en buena medida por su padre artístico.
En el caso del intérprete del «Señor Barriga» y «Ñoño», la figura que lo encaminó profesionalmente fue ni más ni menos que Roberto Gómez Bolaños, su compañero y mentor en El Chavo del Ocho.
Mientras que López Tarso tomó impulso gracias a las enseñanzas del dramaturgo Xavier Villaurrutia. Ambos honran su memoria en este día.
Édgar Vivar, actor
«Roberto Gómez Bolaños fue mi padre, no sólo en el ambiente artístico porque al poco tiempo de ser parte de su equipo tuve la desgracia de perder a mi padre. Ese día vino Roberto al velatorio y me dijo: ‘Ya eres un adulto y sabes tomar decisiones, pero siempre es bueno escuchar un consejo experimentado de alguna persona mayor que te estime. Cuando lo necesites aquí estoy yo’.
«Roberto tenía la misma edad de mi papá y siempre lo consideré como mi padre».
Ignacio Lopez Tarso, actor
«Considero como mi padre artístico a mi primer maestro de teatro, Xavier Villaurrutia, era maestro de arte teatral de Bellas Artes. El maestro Villaurrutia decía: ‘Yo no soy buen maestro de teatro, yo no soy buen dramaturgo, yo soy poeta, yo no te voy a dar clases como para que tú llegues a ser un gran actor, yo te voy a dar mis conocimientos pequeños de teatro, lo que yo he pensado siempre sobre el teatro y lo que yo te aconsejo es que aprendas a pisar el escenario’.
«Tengo 74 años de experiencia como actor, y sé a qué se refería el maestro Villaurrutia, y ahora yo sé lo que es pisar un escenario».

¡Participa con tu opinión!