La Feria Nacional de San Marcos mantiene un «saldo blanco», a pesar del homicidio ocurrido cerca del Monumento a Benito Juárez durante el primer fin de semana de los festejos, aseguró el secretario de Seguridad Pública Estatal, Manuel Alonso García. Según el funcionario, el hecho sucedió fuera del área oficial de la celebración y los involucrados no eran asistentes de la feria.

Alonso García también abordó los incidentes registrados en videos de redes sociales, que muestran a feriantes en una pelea masiva cerca de la Plaza de Toros y a una persona consumiendo drogas. Afirmó que, aunque estos comportamientos no se pueden prevenir completamente, se están tomando medidas para disuadirlos.

Además, destacó la complejidad de controlar a la gran cantidad de visitantes y la presencia de personas conflictivas, aunque resaltó que la respuesta rápida de las fuerzas de seguridad ha ayudado a manejar la situación.

La vigilancia se ha intensificado mediante equipos de entre seis y diez oficiales que realizan inspecciones aleatorias, enfocándose en individuos sospechosos que portan objetos punzocortantes o drogas.

Las principales detenciones en la feria involucran a individuos que participan en altercados, como parte de las faltas administrativas más frecuentes. Alonso García señaló que esta edición de la verbena de abril está enfocada en prevenir incidentes graves, como los ocurridos anteriormente, mediante la prohibición de armas punzocortantes y el uso de botellas de vidrio.

Reiteró que portar objetos punzocortantes constituye un delito que puede resultar en hasta cuatro años de prisión, subrayando la importancia de que los visitantes eviten llevar tales artículos.