Este viernes, arrancó la penúltima jornada del Clausura 2022 que busca ya a sus 12 equipos que estarán en la siguiente ronda, la cual será el repechaje del fútbol mexicano. Los Rayos de Necaxa viajaron a Puebla para medirse a la Franja que llegaba como uno de los mejores tres equipos del torneo, recordando que los Rayos a mitad de semana vencieron a Tigres, quien es el sublíder de la competencia.
El cuadro de Jaime Lozano no jugó su mejor partido sobre todo a la ofensiva, pero con todo y eso demostró que ha aprendido a sacar resultados con sufrimiento, algo que necesitaban al dejar ir puntos en partidos al comienzo del torneo. Puebla fue el equipo que estuvo atacando casi todo el partido. Gustavo Ferrareis y Daniel Parra dieron avisos de larga distancia mientras que Necaxa tuvo su primer acercamiento hasta el minuto 35 con un centro peligroso que Rodrigo Aguirre no alcanzó a rematar. Ferrareis terminó la primera mitad con otro disparo lejano que se fue por encima de la cabaña de Malagón.
En la segunda mitad, los locales siguieron presionando, Fernando Aristeguieta estuvo cerca de anotar con un cabezazo, pero fue Necaxa el que rompió el empate sin goles gracias a un tiro libre que parecía no llevar nada. Por su parte, Anthony Silva de forma increíble dejó la pelota a la deriva y Miltón Giménez empujó la esférica con el cuerpo a centímetros de la línea de gol logrando la ventaja para los de Aguascalientes. A partir de ahí, las llegadas fueron exclusivamente de los poblanos que se fueron con todo por el empate.
De las jugadas más claras, estuvo una diagonal de la muerte de Jordi Cortizo, que no pudo ser rematada adecuadamente. Al 90, Diego De Buen probó de larga distancia con un tiro libre que iba al ángulo, cuando apareció el manotazo salvador de Malagón, quien se convirtió en el héroe de Necaxa. Aristeguieta tuvo otra al 95 que Malagón volvió a salvar, y, en la última jugada del encuentro, se revisó en el VAR un posible penal en contra de Necaxa, pero al final no se señaló nada. Por lo que Necaxa terminó llevando la victoria por la mínima diferencia, llegando a tres victorias seguidas para sumar 23 unidades subiendo al séptimo escalón de la clasificación y asegurando matemáticamente un lugar entre los doce primeros a falta de una jornada. Los Rayos ahora tendrán días de descanso antes de enfrentar su último juego de la temporada, en donde recibirán a las Chivas buscando el mejor lugar posible.

¡Participa con tu opinión!