La contingencia por el COVID-19 también afecta a los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero al no poder tramitar la doble nacionalidad mediante un registro extemporáneo en el Registro Civil, lo que provoca que les sea negado el servicio médico o educativo al no contar con la CURP, lo que los pone en una situación vulnerable, denunció la presidenta de la Asociación Brazos Unidos con Fronteras Hermanas, Leticia Castillo Rentería.
Destacó que en México es muy común que las dependencias de Gobierno y organismos privados no les respeten sus derechos a los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero, situación que es ilegal. “No les respetan sus derechos como dice la Constitución. Es una violación la que están haciendo y aparte se toman el papel de Migración, cuando dicha instancia en su artículo 8º y 9º dice claramente que, no importando el aspecto legal de la persona, tiene derecho a educación, servicio médico y Registro Civil, pero aquí no, eres ilegal y no”.
Castillo Rentería afirmó que por la contingencia del COVID-19, este grupo de personas ha sido afectado al ver atorados sus trámites en las plataformas de internet para inscribirse a la Preparatoria, Primaria o Secundaria, ya que por ignorancia y por el mal sistema que existe en el Gobierno no pueden exigir una CURP para inscribir a un niño en la escuela, siendo hijo de mexicanos.
Destacó que ese tipo de situaciones no ocurren en Estados Unidos, ya que allá aun no siendo ciudadano americano, es posible registrar a los hijos y mandarlos a la escuela sin que les pregunten su estatus migratorio en el país. “Aun así te atienden, pero regresan a su país o sus hijos de sangre mexicana y éstos son los niños que están rechazados. Tengo muchos niños o adultos que crecieron aquí y no pueden registrar a sus propios hijos, siendo sus padres mexicanos porque el Registro Civil les niega ese registro”, finalizó.