La sección 38 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, encabezada por Delia Félix García, se manifestó ayer pacíficamente en el exterior de las oficinas del ISSEA para demandar que se les proporcione el equipo de protección contra el COVID-19, porque, a la fecha, suman más de mil contagiados y 40 fallecidos.
A su vez, los trabajadores disidentes a la sección 38 del SNTSA se manifestaron en el Centro de Salud de Haciendas de Aguascalientes para exigirle a Delia Félix García que convoque a un proceso de elección de la Secretaría General, porque ella se ha alargado ilegalmente en el puesto y ahora sus reclamos al ISSEA para acceder a los materiales llega 18 meses tarde.
En la primera manifestación en el ISSEA, la secretaria general, Delia Félix García, señaló que es obligación del Instituto de Salud proporcionar la seguridad a sus trabajadores en cada una de sus unidades de atención. “Estamos preocupados por que todos accedan al equipo de protección y guarden su integridad y salud dentro de sus espacios laborales”.
Este día nos vemos obligados a salir a la calle porque en la mesa de diálogo con la autoridad de salud no se ha encontrado la voluntad para resolver la obligación institucional de proteger a los trabajadores, porque la pandemia no ha terminado, enfatizó.
Los materiales que se necesitan son cubrebocas N95, guantes de nitrilo, batas impermeables, entre otros. Dijo que el ISSEA sostiene que existen en cantidad dentro de la institución, pero eso no es verdad.
En la segunda manifestación por parte de los trabajadores disidentes a la dirigente de la sección 38 del SNTSA, el inconforme Daniel Cisneros Ruiz aseveró que, cuando inició la pandemia, Delia Félix se escondió y no puso atención a las necesidades de sus representados, empero ahora, 18 meses después, quiere dar la cara por los trabajadores.
Informó que un grupo de afiliados al SNTSA ha interpuesto una demanda ante el Tribunal Federal De Conciliación y Arbitraje y otras dos denuncias en la Secretaría de la Función Publica y en la Fiscalía Anticorrupción, porque no se sabe dónde está su dinero, sus aportaciones: “estamos exigiendo que salga y no que se ponga a hacer proselitismo para perpetuarse en el puesto”.
Por último, mencionó que Delia Félix García lleva 7 años en el cargo y ya no es posible que quiera perpetuarse, pues ella ha estado haciendo mucho daño a los trabajadores de la salud.