José de Jesús López de Lara

De un navajazo en el tórax, un joven murió de manera violenta tras haber participado en una riña registrada en el poblado de Tacubaya, en el estado de Jalisco.
En un intento por salvarle la vida, sus familiares decidieron trasladarlo a Aguascalientes a recibir atención médica a bordo de una camioneta, Los policías estatales comisionados a la vigilancia en la Puerta de Acceso “Oriente”, escoltaron y abrieron paso a la unidad automotriz hasta el Hospital Hidalgo, donde finalmente el jovencito falleció a consecuencia de la mortal herida.
El ahora occiso fue identificado como Fernando M., de 22 años, quien tuvo su último domicilio en el poblado de Tacubaya, perteneciente al municipio de Lagos de Moreno, Jalisco, lugar donde ocurrieron los trágicos hechos.
Fue aproximadamente a las 01:30 horas del viernes cuando policías estatales que se encontraban comisionados a la vigilancia en la Puerta de Acceso “Oriente”, que se ubica en la carretera federal No. 70 Oriente, a la altura del municipio de El Llano, observaron que llegaba una camioneta Ford Explorer, color blanco y placas de circulación del estado de Oklahoma, Estados Unidos.
De manera desesperada, el conductor de nombre Joseph Ismael, de 30 años, pidió desesperadamente ayuda, ya que trasladaba a un amigo de nombre Fernando, de 22 años, quien había resultado herido tras participar en una riña registrada en el poblado de Tacubaya.
Los policías estatales se percataron que en el asiento trasero llevaban al joven quien presentaba una herida en el tórax, la cual le fue provocada con una navaja. Al percatarse de la gravedad de la situación, una patrulla procedió a escoltar la camioneta hasta el Hospital Hidalgo.
Con los códigos de emergencia encendidos, la patrulla de la Policía Estatal le abrió camino hasta el mencionado nosocomio, arribando en un lapso de 15 minutos. Sin embargo, a pesar del esfuerzo de los oficiales, el paciente murió al ingresar al área de urgencias.
A fin de realizar las diligencias, acudieron al mencionado nosocomio los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales. De estos hechos se dio parte a la Policía Investigadora de Jalisco, quien se encargará de realizar las investigaciones correspondientes.