Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CDMX.- Luego de que México superó las 60 mil muertes por Covid-19, cifra que según la Secretaría de Salud representaba un “escenario catastrófico”, el subsecretario Hugo López-Gatell aseveró que han hecho todo a su disposición y más, para atender la pandemia.

En conferencia en Palacio Nacional, argumentó que los efectos de la pandemia se deben a múltiples factores no atribuibles al “hoy”, como las enfermedades crónicas, la limitada capacidad de servicios de salud, la desigualdad social y hasta el tabaquismo.

-¿Se siete satisfecho con el manejo del Gobierno federal?, se le preguntó en la conferencia vespertina en Palacio Nacional.

“La satisfacción me parece casi grosero, obsceno, hablar de satisfacción en medio de una adversidad tan grande, espero que nadie piense que puede haber satisfacción, lo que sí le puedo decir es que las medidas que técnicamente son procedentes para mitigar una epidemia para contener las cadenas de transmisión…”

“Para asegurar la atención oportuna de las personas en un País profundamente desigual, asolado por grandes epidemias de enfermedad crónica, con una enorme desigualad social, con una limitada capacidad de los servicios de salud, hemos hecho todo lo que está en nuestra disposición y más, por ponerlo en práctica al servicio de la población”.

López -Gatell abundó que es profundamente insatisfactorio que se muera una sola persona, por lo que sería un disparate que se dijera que el Gobierno federal está satisfecho. No obstante, sostuvo que evitar muertes “evitables” es un logro muy importante.

“Cuando usted habla de satisfacción y quisiera que yo le diera una respuesta simple, ‘sí o no’ para mañana publicar que estoy satisfecho, pero hay 60 mil muertes, creo que seguro no va cometer ese sesgo periodístico. Lo que estoy diciendo es: es profundamente insatisfactorio que se muera una sola persona, espero que todas y todos coincidamos en eso”, añadió.

“Espero que a nadie se le ocurra el disparate de decir ‘hay satisfacción cuando mueren personas’, espero que no sea el caso, pero dado que hay una pandemia, un fenómeno que afecta a toda la humanidad (…), en ese contexto lo que se pueda lograr cuando hay un objetivo de evitar muertes evitables, es un logro que es muy importante tener presente”.

El subsecretario consideró que hay una obsesión de los medios “corporativos” por contar el número de muertos por Covid-19, y calificó de simplista y reduccionista el querer encontrar en el presente las causas y los efectos.

“Yo creo que la obsesión de contar 60 (mil muertos), y ahora son 70 y vamos para 150, desde luego es triste y entre más sean es más triste, pero no es un asunto lineal, no es de que dos son más tristes que uno, una sola persona que pierda la vida es motivo de tristeza. Es muy importante entender el contexto”, aseveró.

“A veces desde luego respeto la libertad de prensa, me parece que es uno de los valores importantísimos de una sociedad democrática, pero sí les comparto que a veces me parece un tanto… cómo podemos decirlo, un poco desafortunado que la profundidad del análisis sea tan escasa y que sea más el fenómeno efectista de una primera plana con el numero o este reduccionista, esta visión simplista de querer encontrar solamente en el hoy las causas y los efectos”.