Por FRANCISCO VARGAS M.

El jovendiestro aguascalentense Héctor Gutiérrez, quien sustituyó al también destacado matador acalitano Leo Valadez, tuvo una sobresaliente actuación en la plaza peruana de Lajas (Chota-Cajamarca), al lograr dos importantes faenas llenas de torería, clase y empaque; mismas que lamentablemente no redondeó con la espada al estar errático con la misma. Sin embargo, al final dejó estupendas sensaciones entre la afición que asistió a este festejo, donde Jesús Enrique Colombo resultó el máximo triunfador por cortar un total de cuatro orejas.
Con un lleno hasta las banderas y clima caluroso, en lo que fue la Primera Corrida en honor a San Antonio de Papua, se jugaron toros de San Pedro y Salamanca de buena presencia, comportamiento desigual, pero que no presentaron complicaciones.
Luis López, a pesar de estar con voluntad y mucha disposición, al final tuvo silencio en su lote.
Jesús Enrique Colombo logró dos faenas, en las cuales se gustó con capa y muleta, por lo que fue premiado con las dos orejas en cada toro.
Por su parte, Héctor Gutiérrez, con los dos toros de su lote, estuvo variado y lucido con capa, mientras que con muleta trazó faenas de alto contenido artístico, que calaron fuerte en el tendido, mismas que no rubricó con la espada al fallar y pinchar, por lo que perdió trofeos, pero fue reconfortado con fuerte ovación en cada uno de sus astados.

En lo que toca a las incidencias, reportan que Luis López sufrió una luxación en el hombro, a pesar de ello, permaneció en el ruedo hasta el cuarto del festejo. (pacovargas_@hotmail.com)