Por FRANCISCO VARGAS M.

A pesar de la pandemia del coronavirus que provocó prácticamente la paralización de festejos taurinos en el 2020, misma que continúa lamentablemente, para el matador de toros poblano Héctor Gabriel resultó intenso en cuanto su preparación, prueba de ello que cerró el año viejo, haciendo labores de campo en las ganaderías de Pablo Moreno, Tenexac, y la dehesa hidalguense de Las Huertas, misma que se ubica en el rancho “La Herradura”, enclavado en el municipio de Nopala de Villagrán, divisa color oro, negro y amarillo, propiedad de don Rodrigo Barroso Cañedo; donde además tuvo la oportunidad de tentar un número importante de machos, probar la bravura de cinco vacas y torear un toro.
Cabe mencionar que durante estas árduas labores de campo, también participaron Daniel Durán “El Tico”, Juan Rafael Durán y Emilio Saavedra, además de su apoderado Rafael García.
Sobre cómo ha sido este año, el propio diestro Héctor Gabriel mencionó que ha sido un tanto raro por la pandemia, sin embargo, a pesar de no haber festejos formales resultó positivo e importante, ya que tuvo una preparación inusitada.
Agregó que durante el 2020 recorrió miles de kilómetros para ir muchas ganaderías de varios estados del país, teniendo la enorme oportunidad de convivir con ganaderos, compañeros de profesión y, principalmente estar toreando continuamente, viéndole la cara al toro con regularidad, lo que le permitió una gran e intensa preparación tanto mental como física.
Comentó que pudo torear un festival taurino y una corrida de toros, en la Plaza “Jorge ‘Ranchero’ Aguilar” de Tlaxcala; esto en los últimos días de octubre.
Por último, dijo que en el campo bravo nacional, pasaportó a puerta cerrada entre 35 y 40 toros, además de tentar varios machos y probar un significativo número de vacas en 50 tentaderos aproximadamente, en ganaderías de los estados de Tlaxcala, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro e Hidalgo. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)