A diario se registran en la Dirección de Justicia Cívica un promedio de 200 personas que incurren en faltas administrativas, de las cuales hasta el 30% solicita permutar su arresto de 36 horas por trabajo comunitario, y a la fecha la Secretaría de Servicios Públicos ha atendido a 680 infractores en 45 brigadas de limpieza, desmalezado, barrido o apoyo a sectores vulnerables.
Carlos España Martínez, secretario de Servicios Públicos, detalló que el trabajo comunitario consta de cuatro horas de servicio a la comunidad y está teniendo una aceptación buena por parte de los ciudadanos infractores. Estas brigadas se realizan a lo largo de la semana, no se limita a los días sábados.
Agregó que el alcalde Leonardo Montañez instruyó integrar una base de datos de cada una de las personas participantes en el trabajo comunitario, a fin de canalizarlos a una bolsa de trabajo de modo eventual, especialmente para aquellos que muestran un cambio importante y positivo, cero reincidencias en faltas administrativas, pero sobre todo con buena disponibilidad.
En el caso de las personas reincidentes en la Dirección de Justicia Cívica, detalló que a esos infractores no se les permite solicitar la permuta de su arresto por 36 horas, especialmente cuando se habla de faltas que son consideradas graves en el Código Municipal como agresiones y alcoholímetro, esto a fin de cuidar su integridad.
Mencionó que las jornadas de trabajo comunitario se realizan en parques públicos, panteones, avenidas, bajo puentes, camellones y en el área de aseo y limpia.
Carlos España Martínez detalló que el Código Municipal establece que una persona infractora de una falta administrativa puede recibir tres opciones, la multa económica, el arresto por 36 horas o la permuta por trabajo comunitario. Y para que pueda acceder a alguna se toma en cuenta el criterio del Juez Cívico y la condición médica de la persona.
Apuntó que el trabajo comunitario no es una forma de evadir las responsabilidades ciudadanas al incurrir en una falta administrativa, hay personas que deben cumplir con su arresto en el área de Justicia Cívica para que cumplan con su sanción.
El secretario de servicios públicos comentó que en el área de justicia cívica llegan un promedio de 200 personas infractoras, de las cuales un 20 o 30% aceptan y firman la permuta a trabajo comunitario.
Indicó que estas personas portan un chaleco que dice servicio comunitario mientras cumplen con sus horas de trabajo, y hasta el momento la mayoría han sido hombres y sólo 20 mujeres.

¡Participa con tu opinión!