Miguel Perez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La presencia de pocos casos positivos de Covid-19 ha puesto en debate si el bajo registro obedece a que México aplica pocas pruebas de detección del virus.
“La definición que han usado a nivel operacional es que el paciente debe tener evidencias de haber estado o tenido contacto en los países y con personas donde hay actividad. Y como se han hecho muy pocas pruebas obviamente no se van a detectar fuera de ese grupo”, explicó Alejandro Macías, ex comisionado de influenza en 2009.
México ha aplicado poco más de 300 pruebas, de 9 mil 100 disponibles, para detectar solo 26 casos confirmados y ningún fallecido.
“Debe incrementarse sustancialmente el número de pruebas”, sugirió.
“Es probable que ya haya transmisión comunitaria en algunos lugares de México (…) como en zonas de muy alta densidad poblacional como CDMX, Monterrey, Guadalajara, El Bajío. Es muy probable que en esas zonas ya haya transmisión comunitaria”, juzgó.
Elevar el número de pruebas no es necesariamente justificable, consideró Gustavo Reyes, jefe Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.
Ejemplificó que mientras en Corea del Sur se realizaron 3 mil 692 pruebas por millón de habitantes; en Japón se hicieron 66 pruebas por esta misma proporción, y en éste último país el control fue mejor.