Los efectos de la pandemia por COVID-19 han implicado un desplome importante en la renta de espacios comerciales y de oficinas en la entidad, situación que pudiera continuar al menos durante este segundo semestre del año. A pesar de que Aguascalientes se encuentra en el semáforo epidemiológico en fase verde, aún existen sectores a los que les está resultando complicado perfilarse a la recuperación.
El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Mario Álvarez Michaus, precisó que la eventualidad sanitaria generó una contracción importante en la demanda de locales, incluidos en centros comerciales y fuera de ellos. Lo mismo sucedió, dijo, con espacios para oficinas, que debido a los periodos de confinamiento activados en sus momentos, las rentas de dichos espacios se vieron reducidas, fecha en la cual no han podido recuperar su dinamismo. A pesar de que no existe un padrón para conocer el desplome real en la renta de espacios comerciales y laborales, detalló que es fácil percibir la situación, pues a simple vista y en cualquier zona de la ciudad se pueden observar un sinfín de espacios en renta. Otro de los efectos que se pudiera estar presentando, es el posible encarecimiento de las rentas, después de que el mercado ha estado contraído en los últimos meses.
“No se tiene un porcentaje definido de la caída, es una realidad que se observa al caminar por las calles de que está aumentando el número de espacios en los que cuelga lonas de ‘se renta’. También se han caído los arrendamientos porque muchos ya no necesitan de oficinas al poder hacerlo todo desde un teléfono, entonces lo hacen desde su casa o en espacios públicos y se ahorran las rentas”, concluyó.