Nos encontramos en la víspera del arranque formal de la etapa de campañas y mientras los partidos ya comienzan a perfilar a sus candidatos, algunos de éstos se han atrevido a buscar la reelección y en virtud de lo anterior he decidido plasmar algunos breves comentarios que considero deberían ser tomados en cuenta para decidir si otorgarles o no el beneficio del voto.

A manera de introducción, es importante recordar que desde el 10 de febrero del 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma político electoral que dio vida a la reelección en México, por lo que respecta al Poder Legislativo y a los cargos municipales. Siendo así, que, de conformidad a dicha reforma, los senadores podrían ser reelectos por un periodo más; mientras que los diputados tanto locales como federales, podrán serlo hasta por tres periodos, otorgándoles a ambos la posibilidad de permanecer por un plazo de doce años de trayectoria legislativa.

Desde mi particular punto de vista y quizá un poco viciado por mi experiencia laboral dentro del Senado de la República, considero que el Poder Legislativo debe de contar en su mayoría con perfiles técnicos que destaquen no sólo por sus cualidades argumentativas y jurídicas, sino también por su conocimiento del derecho parlamentario y la propia técnica legislativa que se traduzca además en iniciativas de alcance y calidad. Siendo que, la reelección entonces sea ese catalizador para que dichos perfiles puedan consolidarse y crecer.

Mencionado lo anterior, me atrevo a concluir que la reelección, constituye un remedio a muchos de los males que se han generado en torno al Poder Legislativo mexicano, ya que entonces permitirá permanecer y crecer en los congresos locales y las cámaras federales a todos aquellos legisladores que se distingan por su labor. Ergo, el dilema estribará en que la población pueda detectar a todos aquellos legisladores que verdaderamente se esmeran en realizar a cabalidad la labor de creación de leyes y no los confundan con aquellos charlatanes que se olvidan por completo de legislar y pretenden hacer de la función legislativa un auténtico departamento de promoción personal, gestoría y/o atención social.

De ahí que, debemos de ser muy inteligentes como ciudadanos y no permitir la reelección de perfiles que obedecen a cuotas partidistas o intereses de grupos políticosy que, además son los causantes de que la población desestime la importancia del trabajo que da vida al marco jurídico en nuestro país y en nuestro bello Aguascalientes.

Finalmente, no debemos de olvidar que también alcaldes y miembros del cabildo estarán buscando de igual manera reelegirse y nosotros como ciudadanos deberemos de ser muy críticos para valorar si durante estos 3 años atendieron diligentemente a su función y no tuvieron actuaciones grises u opacadas por decisiones que afectaron o afectarán la vida en nuestra comunidad. Dejo el tema sobre el tintero, en espera de poder sembrar la duda sobre si merecen nuestro voto quienes buscan o se atreven a buscar la relección. Agradezco el favor de su lectura y les deseo un muy feliz fin de semana.

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com

Twitter: @davidrrr