En Aguascalientes existen actualmente alrededor de quince empresas de arrendamiento financiero, el cual es un esquema innovador y reciente que permite a los diversos sectores productivos acceder de manera permanente a equipos, materiales o maquinaria de última generación para el desarrollo de sus actividades y con un alto beneficio de que el pago de las rentas es deducible de impuestos.

El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, señaló que el esquema del arrendamiento financiero tiene ventajas desde el punto de vista económico, porque pagas una renta y no tienes que desembolsar una cantidad importante para acceder a algún equipo de manera fija.

Es una oportunidad para hacerse más competitivo en los negocios y otro de los beneficios interesantes que deben conocer las micros, pequeñas, medianas y grandes empresas se relaciona con que nunca el equipo que renta jamás quedará obsoleto, porque en la medida en que se renueva la tecnología acceden a ella de manera inmediata.

“En la actualidad ya usan este esquema por parte del sector médico, en especial los hospitales que prefieren tener equipos en arrendamiento financiero que comprarlos, también lo aprovechan las empresas de innovación tecnológica, los constructores o aquellos con necesidad de allegarse de una flotilla de vehículos, computadoras y equipos electrónicos”, mencionó.

Con respecto a las Mipymes, el director del CIDE detalló que para que el arrendamiento financiero se popularice dentro de las empresas de menor tamaño, primero los empresarios deben ampliar su cultura financiera y también que las propias instituciones financieras que ofrecen estas nuevas estrategias se abran más hacia ese nicho de mercado.

Agregó que en las Mipymes todavía no hay una total apertura mental en estos esquemas, además deben avanzar en sus procesos de transparencia contable para que puedan diseñar un plan organizacional de renta o de compra de equipo.

Por último, Aldape Barrios explicó que el pago de una renta por un equipo puede ser un poco mayor a la mensualidad con intereses que se podría dar por el pago de un crédito de un equipo, pero debe analizar cada sector productivo el avance tecnológico en sus rubros para determinar la mejor opción.