Los sectores productivos en general, siguen en espera que se implemente desde la Federación, algún plan que permita la recuperación de las empresas, principalmente aquellas con giros que han sido los más afectados durante la pandemia, pues si bien en la actualidad la mayoría han reiniciado actividades, no han podido hacerlo con plenitud, manifestó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Humberto Martínez Guerra.
Desde el inicio del año, se sugirió la implementación de medidas que incentiven la actividad económica formal, y para el caso específico, no estaría de más que se consideraran como prioritarios los giros relacionados con el turismo y algunos comerciales y de servicios.
Se trata de infinidad de negocios que dejaron de trabajar casi en su totalidad, en muchos casos cerraron con la idea de abrir en cuanto fuera posible, pero hubo algunas que ya no pudieron, y son precisamente esas las que pudieran necesitar las facilidades para reactivarse, sin embargo, las presiones tributarias no han dejado de existir y tampoco se han dado facilidades para ello, lo cual debe ser solventado por los empresarios, al igual que sus costos fijos.
Se ha avanzado casi a la mitad del año y urge que los distintos órdenes de Gobierno se decidan a trabajar de la mano e invitar a los empresarios a hacer lo propio, a fin de que se cree una estrategia integral que permita una reactivación completa y eficaz en el corto tiempo.
De a poco, dijo el presidente de la Canaco, se han ido recuperando los empleos perdidos y se han ido abriendo los negocios, pero todavía hay varios que no han estado en condiciones de abrir porque no pueden asumir los gastos de operación y los compromisos fiscales, por eso es que se debe voltear a verlos y buscar a manera de apoyarlos.
Martínez Guerra recordó que a principios de este año, fue presentado a nivel nacional el Plan para la Reactivación Económica, no obstante se desconoce cuándo arrancará, en qué consiste o si acaso continúa la intención.