El vicepresidente nacional de la región centro de la CONACCA, Luis Miguel Rentería Arias, señaló que los comerciantes de las centrales de abastos reportan una baja de 30% en sus ventas en lo que va del año, y por fortuna no se observa un alto desempleo porque esta actividad ha seguido moviéndose por pertenecer al giro de los alimentos.
Indicó que este sector tiene algunas dificultades en cuanto a que hay muchos productos alimenticios muy baratos, ya que existe un exceso de producción y una baja en el consumo por parte de los ciudadanos, tanto en el mercado nacional como en el extranjero a causa del congelamiento de carreteras en esta temporada invernal.
En entrevista con El Heraldo, apuntó que entre los productos que han estado baratos son los jitomates, las cebollas, los chiles, y los excedentes son una oportunidad para los consumidores de Aguascalientes y de todo el país, es tiempo de comprarlos y de alimentarse de manera sana, aunque los precios bajos no son buenos para los productores del campo.
Sostuvo que los tres mercados de Aguascalientes ofrecen buenos productos y a excelentes precios hacia los consumidores locales y de la región, y la recomendación es acudir directamente a las centrales de abastos porque en ellas se encontraran valores hasta un 40% mejor respecto a los que se comercializan en las tiendas de autoservicio.
Luego, mencionó que en los tres mercados de abastos se cuentan con espacios de estacionamiento suficiente para que los clientes acudan a ellos para realizar sus compras. En el caso del Centro Comercial Agropecuario cuenta con dos estacionamientos externos que ya pueden ocupar 800 vehículos, aparte de los que entran directamente a las instalaciones.
Por último, el vicepresidente nacional de la zona centro de la Confederación de Centrales de Abastos recomendó usar los estacionamientos alternos para no tener que convivir con los camiones que circulan para la carga o descarga de mercancías, y de esta manera facilitar la movilidad de clientes en sus compras.