El encarecimiento en insumos como maíz y harina, que se ha venido registrando desde que comenzó el año, ha provocado que el grupo de Industriales de la Masa y la Tortilla en Aguascalientes, se vea orillado a incrementar el precio de sus productos.
El representante del gremio, Héctor Pérez, detalló que a pesar de los esfuerzos que han realizado los productores por ofrecer precios competitivos y afectar lo menos posible el bolsillo de los consumidores, lamentablemente ya no es posible, al venir arrastrando pérdidas que en algunos casos han significado el cierre de establecimientos al resultar incosteable su operatividad.
En los últimos meses, el costo por tonelada de maíz sufrió un alza de 400 pesos, encontrándose actualmente en los 6 mil 200 pesos, mientras que la tonelada de harina, se encuentra en 11 mil 670 pesos, es decir, casi 900 pesos más a lo que antes se adquiría.
Lo anterior ha provocado que el costo promedio por kilogramo de tortilla se encuentre entre los 14 y 19 pesos, dependiendo de la zona del establecimiento y calidad del producto.
“Sin embargo, al ser un precio que se rige de acuerdo a la oferta y la demanda se puede encontrar incluso por arriba de lo mencionado en algunos casos”.
El líder industrial explicó que otra de las adversidades a las que se vienen enfrentando los tortilleros, es el alto costo por consumo de electricidad, aunado a las pocas ventas registradas por la pandemia.
Finalmente, Héctor Pérez pidió comprensión a las familias, al indicar que como en todos los negocios deben existir ganancias para continuar subsistiendo, por lo que dependerá de cada productor establecer el precio de su producto. Actualmente se tienen registrado cerca de 700 tortillerías, las cuales generan alrededor de 2 mil 500 empleos formales.